“Hay que decir algo”. Dos atletas de EEUU protestaron contra Trump al recibir un premio. Podrían ser castigados

Race Imboden y Gwen Berry manifestaron su disconformidad con el presidente durante los Juegos Panamericanos de Perú, en los ambos que participaron

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Los atletas estadounidenses Race Imboden y Gwen Berry aprovecharon el escenario de sus victorias deportivas en los Juegos Panamericanos que terminan este domingo para criticar al presidente, Donald Trump. Pero las decisión de manifestar sus opiniones en ese contexto, una competición que se celebra en Lima (Perú), podría costarles un castigo por parte del Comité Olímpico Estadounidense y de la organización de esos juegos.

El esgrimista Race Imboden se arrodilló este viernes en el podio donde se le otorgó la medalla de oro tras llegar primero en una competición de equipo de su disciplina junto a dos compañeros. Mientras tanto sonaba el himno nacional de EEUU, y los otros dos atletas premiados se quedaron de pie.

Con un mensaje en Twitter, Imboden, de 26 años, explicó su gesto. “Mi orgullo [por representar a EEUU en los Juegos] se vio afectado por los múltiples defectos del país al que tanto quiero. El racismo, el control de las armas, el maltrato a los inmigrantes y un presidente que alimenta el odio son solo los primeros de un largo listado”, escribió. “He decidido sacrificar este momento para llamar la atención sobre temas que creo que lo necesitan”.

Al día siguiente, la atleta especializada en lanzamiento del martillo Gwen Berry, de 30 años,  hizo un gesto similar, al levantar un puño durante el himno nacional. Recién había ganado el oro en su disciplina. 

"Alguien tiene que hablar de esas cosas que son demasiado incómodas como para hacerlo. Alguien tiene que hacer algo con todas las injusticias que están ocurriendo en Estados Unidos y un presidente que está empeorando la situación", dijo Berry a USA TODAY Sports para justificar su gesto. "Hay que decir algo. Si no se dice nada, no se hará nada, y nada se arreglará, nada cambiará", agregó.

Ambos atletas están entre los candidatos para representar a EEUU en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020, un contexto donde protestas de este tipo tendrían una audiencia mucho mayor que la de la competición de Lima. De momento, tienen que esperar a que el Comité Olímpico Estadounidense evalúe si sus manifestaciones públicas en los Juegos Panamericanos pueden tener consecuencias. 

Antes de participar, según un comunicado del Comité Olímpico Estadounidense reportado por The Associated Press, todos los atletas llamados a competir en Perú se comprometieron a respetar “los términos de elegibilidad, incluido el de abstenerse de manifestaciones de naturaleza política". 

En este caso, sigue el comunicado, “los atletas no cumplieron con el compromiso que tomaron con el comité organizador y el USOPC. Respetamos su derecho a expresar sus puntos de vista, pero estamos decepcionados por el hecho de que hayan elegido no honrar ese compromiso".

En las últimas dos semanas, el debate público de EEUU ha sido fuertemente marcado por acontecimientos como los tres tiroteos masivos que provocaron 34 muertos en Gilroy, California, El Paso, Texas y Dayton, Ohio. Uno de los aspectos más discutidos es si habría o no que restringir la circulación de armas en el país

Otro tema de polémica es la política migratoria del presidente Trump, entre partidarios de la mano dura con las personas indocumentadas que tratan de instalarse en EEUU y los que defienden medidas más abiertas a que se puedan quedar.

NOTICIAS RELACIONADAS

Walmart seguirá vendiendo armas a pesar de la masacre de El Paso

ICE detiene a 680 inmigrantes en una redada masiva