“Tráiganme a come-tacos”, pidió este sheriff. Quería arrestar a latinos. Ahora ICE le paga millones

“Salgan ahí fuera y tráiganme a esos come-tacos”, decía a sus agentes, “tráiganme a mexicanos". Obama le persiguió por discriminación racial. Ahora ICE le paga millones.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El sheriff del condado de Alamance (Carolina del Norte), Terry Johnson, ha sido acusado por el propio Departamento de Justicia de discriminación racial por perseguir presuntamente a ciudadanos latinos. “Salgan ahí fuera y tráiganme a esos come-tacos”, llegó a decir a sus agentes, “tráiganme a mexicanos”, según se indicó durante la investigación federal.

Ahora, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) le paga por encarcelar a inmigrantes y solicitantes de asilo en su cárcel del condado.

El condado de Alamance está encajonado entre Raleigh y Greensboro, y cuenta con 150.000 habitantes, de los que apenas el 10% son latinos.

El Departamento de Justicia actuó contra el sheriff en diciembre de 2012, con el demócrata Barack Obama en la Casa Blanca, acusándole de “perseguir ilegalmente” a latinos al concluir que éstos tenían entre 4 y 10 veces más posibilidades de ser detenidos en paradas de tráfico que el resto de ciudadanos.

Una corte de distrito archivó el caso, y el Departamento de Justicia renunció a apelar tras llegar en agosto de 2016 a un acuerdo con el sheriff, que se comprometió a cambio a poner en marcha una iniciativa contra la discriminación racial entre sus agentes.

El pasado mes de enero, sin embargo, el sheriff acuso durante una intervención oficial a inmigrantes de “violar a nuestros ciudadanos de muchas, muchas maneras”, según informa el diario The News & Observer.

Lo hizo para requerir a las autoridades del condado que aprobaran un contrato de 2,3 millones de dólares en fondos federales a su presupuesto para albergar a detenidos de ICE en su prisión local.

Se refirió a los inmigrantes arrestados como si fueran “criminales” porque “han violado nuestra ley al cruzar la frontera”, y “vienen a Estados Unidos a victimizar a nuestros ciudadanos”, según el citado diario. Cruzar la frontera ilegalmente no es un crimen, sin embargo, y el porcentaje de indocumentados que cometen crímenes reales es muy inferior al de ciudadanos estadounidenses.

“Las cárceles están llenas en todo el país de inmigrantes, de inmigrantes criminales”, añadió. Pese que esta afirmación es falsa, logró la aprobación del contrato con ICE.

El condado se comprometió así a alojar hasta 50 detenidos al día, con un gasto de 135 dólares por persona, durante un año. Ahora, además de recibir a detenidos por ICE, están llegando a esa cárcel solicitantes de asilo interceptados en la frontera con México.

“Básicamente, está usando Alamance como centro de procesamiento” de solicitantes de asilo, ha denunciado la abogada migratoria Atenas Burrola.

“Le debo a nuestro estado y a nuestro país tener una seguridad nacional segura”, ha asegurado el sheriff, “tenemos que ayudar a ICE en su misión de librar al país de delincuentes con crímenes graves”.

Desde mayo, la cárcel del condado ha albergado a entre 30 y 40 solicitantes de asilo de Cuba, Brasil, México y China, según la abogada, todos hombres adultos que cruzaron la frontera en Texas y no son en principio criminales peligrosos.