Esta pequeña ciudad tiene el salario mínimo más alto de EEUU. Pero los propietarios de restaurantes están furiosos

Le contamos cuánto dinero ganan los trabajadores en esta ciudad y por qué es tan polémico.
Fotografía de archivo de una protesta para pedir un aumento del salario a 15 dólares por hora como mínimo en todo el país.
Fotografía de archivo de una protesta para pedir un aumento del salario a 15 dólares por hora como mínimo en todo el país.EFE / EFE

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Emeryville, una pequeña ciudad al norte de Oakland (California) aumentó el salario mínimo por hora en julio, pasando de 15 dólares a 16.30 dólares, convirtiéndose en el más alto de Estados Unidos. Pero la medida no agradó a todos por igual.

Marcos Quezada, propietario del restaurante Patatas Neighborhood Kitchen, asegura que tras la aplicación de la norma tuvo que eliminar el turno de cenas y despedir a seis de sus diez empleados. "Simplemente no veía cómo iba a sobrevivir", apunta Quezada, que abrió el local en 2017, al diario Wall Street Journal

Así, esta ciudad de cerca de 12,000 habitantes se ha convertido en el centro del debate nacional sobre cómo equilibrar el aumento de sueldo de los trabajadores con salarios más bajos y garantizar que las empresas pequeñas puedan seguir dándoles empleo. 

Los defensores de la medida aseguran que se necesitaba desesperadamente un aumento del salario mínimo en la ciudad que vio al estudio cinematográfico, Pixar Animation Studios, donde el alquiler de un apartamento de una habitación cuesta una media 2,840 dólares, una casa por más de 560,000 dólares y una ensalada más de 15 dólares. 

"El Área de la Bahía (de San Francisco) es más cara que cualquier otra parte del país", cuenta a este diario María Moreno, organizadora comunitaria del Centro de Oportunidades de Restaurantes, un grupo de defensa sin fines de lucro que trabaja para mejorar los salarios y las condiciones de trabajo de los empleados de restaurantes con bajos salarios en el país.

 

DESPIDOS DE PERSONAL Y SUBIDAS DE PRECIOS 

 

Por su parte, los empresarios locales temen por su viabilidad financiera tras varios aumentos del salario mínimo en Emeryville en los últimos años. "Puede que tengamos el salario mínimo más alto, pero no creo que la gente en Emeryville tenga ganas de pagar los precios más altos del país", apunta Erik Hansen, dueño de Moomie’s Cafe y Empanadas, que está pensando en subir el precios de los sándwiches o despedir a uno de sus tres empleados.

El debate desatado en esta pequeña ciudad californiana es similar a otros en Estados Unidos. En Washington, la Cámara de Representantes controlada por los demócratas votó recientemente para aumentar el salario mínimo federal de 7.25 dólares, donde ha estado desde 2009, a 15 dólares por hora para 2025. Pero es poco probable que sea considerado en el Senado, donde los republicanos son mayoría.

Además, varias ciudades y estados controlados por los demócratas han aumentado su salario mínimo, entre ellos California, donde actualmente el salario mínimo es de 12 dólares y aumentará un dólares cada año hasta 2022 para la mayoría de los trabajadores.

Según un análisis publicado a principios de julio por la Oficina de Presupuesto del Congreso, un salario mínimo federal de 15 dólares aumentaría el sueldo de 17 millones de trabajadores y sacarían a 1.3 millones de estadounidenses de la pobreza, pero también darían como resultado 1.3 millones de trabajos perdidos.

Emeryville aumentó por primera vez su salario mínimo por encima de la media estatal en 2015, pasando a 12.25 dólares por hora, y estableciendo un aumento automático cada año. La alcaldesa Ally Medina, demócrata, dijo que la ordenanza estaba destinada a ayudar a los trabajadores a hacer frente a los altos costos de vida del Área de la Bahía.

Sheena Luu, una barista de Polaris Cafe, dijo al Wall Street Journal que el salario mínimo de Emeryville le permite pagar una renta 1,500 dólares por su apartamento tipo estudio. Esta mujer también trabaja en cafeterías en dos ciudades cercanas, ganando alrededor de 13 dólares por hora. "Si no lo tuviera, tendría que recortar gastos", apuntó sobre el salario en Emeryville.

La otra cara de la moneda se puede ver los menús de otro restaurante de la ciudad, en el Rudy’s Can’t Fail Cafe. El copropietario Doug Smith dijo que ha elevado el precio del menú especial, el Deuces Wild — dos panqueques o dos tostadas francesas, dos huevos y dos rebanadas de tocino o salchichas — a 14.50 dólares, mientras que en 2015 salía por 11 dólares, y la ensalada crujiente asiática de 10 dólares a 15,50 dólares. Pero, aún así, asegura que no es suficiente para cubrir el aumento de los costos laborales.

Una encuesta de 2018 encargada por Emeryville encontró que la mayoría de los minoristas se habían adaptado a los aumentos del salario mínimo, pero que la industria hostelera aún estaba luchando por adaptarse. 

Según los expertos, debido a que los restaurantes tienen márgenes de ganancia bajos y dependen de trabajadores con salarios bajos, son particularmente vulnerables a los aumentos del salario mínimo.

Los dueños de negocios en Emeryville presionaron recientemente al ayuntamiento para que eximiera temporalmente del aumento salarial a unas dos docenas de pequeños restaurantes. Pero el pasado 23 de julio, el consejo votó, por 5-0, mantener el sueldo base en 16.30 dólares. El ayuntamiento también acordó convocar un grupo de trabajo para ayudar a las pequeñas empresas a enfrentar mejor los gastos.

Relacionado:

La Cámara de Representantes aprueba aumentar el salario mínimo federal a $15 por hora

20 estados aumentan el salario mínimo, pero los demócratas van por un incremento mayor y general