Trump firma órdenes para indultar a cinco hombres condenados por delitos

El presidente Trump perdona a cinco hombres que cometieron crímenes relacionados con robos y fraude a través de la firma de las Subvenciones Ejecutivas de Clemencia
El presidente Donald Trump habla con los medios en la Oficina Oval, en Washington.
El presidente Donald Trump habla con los medios en la Oficina Oval, en Washington.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El presidente, Donald Trump, aprobó órdenes de indultos completos para cinco hombres que fueron condenados por delitos que incluyen robo, fraude y tráfico de drogas, entre otros.

Este lunes, el mandatario firmó las Subvenciones Ejecutivas de Clemencia que perdonarán los crímenes de cinco hombres que no pertenecen a la palestra pública, como lo han sido los que ya ha perdonado previamente.

Según reportó la agencia de noticias The Associated Press, Trump ha perdonado al boxeador Jack Johnson, el ex sheriff de Arizona Joe Arpaio, al comentarista conservador Dinesh D'Souza y al magnate de los medios Conrad Black. También indultó a Alice Johnson, una mujer cuyo caso fue defendido por Kim Kardashian West.

Pero en esta ocasión se trata de Rodney Takumi, Roy Wayne McKeever, John Richard Bubala, Michael Tedesco y Chalmer Lee Williams, según informó la Casa Blanca en un comunicado.

Tras revisar los archivos de cada uno de estos individuos, el presidente decidió que merecían totalmente la clemencia ejecutiva. De esta manera, sus derechos federales, incluyendo el derecho al voto y a la portar armas, fueron restituidos.

En 1987, Rodney Takumi trabajaba en una sala ilegal de juegos cuando la policía lo arrestó en una redada. Fue multado con 250 dólares y sentenciado a dos años de libertad condicional.

Durante varios años trabajó como preparador de impuestos y actualmente posee una franquicia. En su comunidad, es conocido por ser un hombre de familia justo y generoso.

Roy Wayne McKeever fue arrestado en 1989 por traficar marihuana desde México hasta Oklahoma; apenas tenía 19 años. Después de ser detenido admitió su participación y se declaró culpable de facilitar la distribución de una sustancia controlada a través de operaciones que dirigía vía telefónica.

En ese entonces fue sentenciado a un año de prisión y a otro de libertad supervisada. Los últimos 29 años de su vida los ha entregado a su comunidad a través de obras de caridad y actualmente es un miembro activo de la Asociación de Sheriffs de Texas.

Por su parte, Richard Bubala fue declarado culpable en 1990 de usar indebidamente la propiedad del Gobierno Federal para transportar equipos automotrices a la ciudad de Milltown, en Indiana. Su acción no buscaba obtener una ganancia, sino ayudar al pueblo, por lo que no obtuvo un pago.

Actualmente, Bubala es uno de los voluntarios del Centro Médico de Asuntos de Veteranos en donde ofrece clases de educación y también participa en los funerales de los veteranos.

En 1990, Michael Tedesco se declaró culpable y fue condenado por tráfico de drogas y fraude derivado de su participación menor en un delito de drogas. En el 2017 fue perdonado por el presidente Barack Obama, pero por un error en su sentencia su delito por fraude no se incluyó. Pero ahora, tras el perdón del presidente Trump, Tedesco tiene un récord limpio y puede solicitar las licencias que necesita para expandir su negocio de garantía de automóviles.

Chalmer Lee Williams participó en 1995 junto a un amigo que trabajaba manejando equipaje en un aeropuerto en el robo de armas que estaban en un equipaje. Tras aceptar su participación fue condenado a cuatro meses de prisión y tres años de libertad supervisada.

Durante el cumplimiento de su condena, Lee se comportó extremadamente bien, lo que le valió que terminara un año antes y que, en 1998, el gobernador de Kentucky restaurara sus derechos al voto.

RELACIONADO:

Obama le escribe a ex presa que indultó y sobresale en la universidad: "Estoy orgulloso de ti"

Gobernador de California perdona a dos inmigrantes de la deportación en su primer indulto