El asesino de California mató a dos niños y a un joven con un rifle AK-47 antes de ser abatido por la policía

“Por ahora no podemos saber sus motivos”, aseguran los investigadores, que analizan si tuvo un cómplice

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El mes pasado, Steven Romero celebró su sexto cumpleaños en Legoland en California. El domingo por la tarde, fue asesinado a tiros en el Festival del Ajo Gilroy en el norte de California.

"Es un evento anual, era casi el final del último día, la noche del domingo, había policía repartida por el parque. Los agentes respondieron en menos de un minuto", han dicho las autoridades en una rueda de prensa.

En total, tres personas murieron y 13 resultaron heridas en el tiroteo, dijeron las autoridades. Se desconocen las identidades de las otras dos víctimas.

Las victimas fatales incluyen un a Romero, de seis años, una chica de 13 años y un ventiañero.

"El rifle era de tipo Ak-47 y lo había comprado legalmente en Nevada el 9 de julio", han dicho las personas responsables de la investigación. 

De acuerdo con las autoridades, el responsable del ataque viviía con su familia y era originario de Gilroy, California. 

"No tenemos un motivo aún por el disparo", han agregado las autoridades locales. "Hay múltiples reportes de un segundo sospechoso pero no hay nada confirmado de que pudo haberlo, por ahora no podemos saberlo".

La policía disparó en apenas un minuto y mató al sospechoso que portaba un rifle de asalto, según un comunicado de la ciudad de Gilroy.

"El sospechoso es la persona identificada por los medios, Santino William Legan, 19 años, lo digo con dudas porque no creo que merezca el reconocimiento pero entiendo que quieran confirmación. El FBI está ayudando debiado al tamaño de la escena del crimen", han indicado las autoridades de California. 

En su cuenta de Instagram, el sospechoso se había identificado como italo-iraní y publicó una foto del festival gastronómico momentos antes del ataque para criticarlo. 

Su cuenta en la red social también incluía comentarios racialmente ofensivos y menciones de un libro de extrema derecha.  

"No hay nada que realmente pueda hacer, además de tratar de estar con él hasta que pueda colocarlo en su lugar de descanso", dijo el padre de Steven, Alberto Romero, a la estación de televisión NBC Bay Area.

“Mi hijo tenía toda la vida por vivir y solo tenía seis años. Esto es todo lo que puedo decir."

Romero estaba en casa con su hija de 9 años cuando se enteró del tiroteo. Steven había ido al festival con su madre y su abuela, que también resultaron heridas.

Romero dijo que la madre del menor recibió dos disparos en la mano y cree que la abuela recibió un disparo en la pierna.

"Ojalá que detengan a los atacantes", dijo Romero.

Justo después del tiroteo, Romero publicó una foto de Steven en Legoland, pidiendo a la gente que dé información sobre el tiroteo. Su cuenta ahora es privada.

Describió a su hijo como un niño enérgico que acababa de graduarse de la guardería y estaba a solo unas semanas de ingresar al primer grado.

Estaba "siempre feliz y siempre queriendo divertirse", dijo Romero, mientras mostraba fotos del pequeño.

Entre los heridos estaba Lesley Sánchez, de 15 años, una porrista de la escuela secundaria Gilroy que estaba como voluntaria en el festival, según informaron miembros de la familia al diario The New York Times. Le dispararon en la cadera, pero pudo recibir visitas en su habitación del hospital el domingo por la noche, dijeron.

El atacante disparó de manera aleatoria

"Es una especie de pesadilla que uno espera que nunca tenga que vivir en la realidad", dijo el jefe de la policía de Gilroy, Scot Smithee, en una conferencia de prensa.

Smithee dijo que el sospechoso parecía estar disparando "de forma aleatoria" y que los investigadores no tenían información sobre un posible motivo. Dijo que la policía creía que una segunda persona podría haber estado involucrada, pero que no sabían de qué manera.

Las autoridades desataron una cacería humana el domingo en la noche en busca de esa otra persona. El lunes no estaba claro si realmente hubo una segunda persona involucrada.

El tirador entró en el festival cortando una cerca, dijo la policía, pues el festival tenía una seguridad estricta, incluidos detectores de metales.

El atacante era el "hombre blanco promedio"

Julissa Contreras, una testigo que dijo que era una ex cadete de la policía, dijo en una entrevista el domingo por la noche que vio a "tu hombre blanco promedio" disparando lo que parecía ser un rifle semiautomático, "simplemente yendo de izquierda a derecha y disparando a quienquiera que podía, honestamente ".

"Definitivamente disparó más de 30 rondas", dijo. "Fue como ininterrumpido, con dos, tres, cuatro disparos por segundo".

Contreras describió al hombre como de unos 30 años, vestido con una gorra, gafas de sol deportivas y lo que parecía ropa de estilo militar.

"Parecía que podría trabajar en seguridad privada", dijo. "Pero tenía como correas y clips, y estaba completamente preparado para lo que estaba haciendo. Absolutamente".

Gilroy se encuentra a unos 30 kilómetros al sur de San José. El tiroteo tuvo lugar durante el Festival del Ajo Gilroy, un evento anual de tres días en Christmas Hill Park. Gilroy, de aproximadamente 60,000 habitantes, es un importante productor de ajo y hogar de trabajadores agrícolas y personas que se desplazan a empleos de tecnología.