Baleada una mujer latina y sus dos hijitos. El asesino llamó a la policía. Ya había sido deportado por ICE

Fue “un feo acto de violencia", dijo un importante senador, "y lo que es peor, parece que las leyes fallaron".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Marvin Oswaldo Escobar Orellana alertó al teléfono 911 de emergencias cuando el sonido de los disparos se hubo apagado. En la casa en la que vivía junto a su esposa y sus hijos se había producido un triple asesinato. Dos niños de corta edad yacían muertos, junto a su madre.

Fue “un feo acto de violencia”, explicaría después un importante senador republicano, Chuck Grassley. “Y lo que es peor, parece que las leyes fallaron”, añadió.

El asesino, al parecer, había sido un inmigrante indocumentado.

El asesino, al parecer había sido un hombre guatemalteco de 31 años que ya había sido deportado en dos ocasiones, y que ahora está en prisión bajo una fianza de tres millones de dólares.

El asesino, al parecer, había sido el propio Escobar Orellana.

Des Moines, la ciudad donde sucedió el crimen, es la capital de Iowa, donde el asesinato de la joven Mollie Tibbetts galvanizó las tensiones sociales hace justo ahora un año. Es un estado mayoritariamente blanco (con un 6% de latinos) y sin apenas inmigrantes (sólo un 5% de la población ha nacido en otro país).
Es también el estado en el que se celebra la primera elección primaria (en este caso caucus) en el proceso para seleccionar a los candidatos presidenciales tanto del Partido Demócrata como del Republicano (el 3 de febrero).

En Iowa fue donde este martes fue arrestado Escobar Orellana, después de dar explicaciones contradictorias sobre lo sucedido en su casa (su esposa y sus hijos estaban ausentes en el momento del crimen).

Aquella noche murieron la hondureña Rossibeth Flores Rodríguez y sus hijos Grecia Daniela Alvarado Flores, de 11 años, y Ever Jose Mejía Flores, de cinco. La mujer había viajado a Iowa (se desconoce si legalmente) para trabajar con Escobar Orellana en la construcción; las dos familias compartían apartamento.

Según contó el hombre a la policía, la mujer había matado a los dos niños, y él la disparó en defensa propia. Un testigo, sin embargo, asegura que él la mató primero a ella, tras una discusión, y luego entró en la vivienda y acabó con la vida de los niños, según informa el diario Des Moines Register.

Durante la audiencia, Escobar Orellana preguntó al juez a través de un traductor de español que por qué se le estaba acusando de tres asesinatos cuando él sólo había matado a una persona, y en defensa propia. Pero la policía asegura que las pruebas de balística respaldan la versión del testigo, cuya identidad se desconoce.

El acusado había dado a la policía un nombre falso al ser arrestado (Marvin Esquivel López), pero el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) indicó que ya había sido deportado en 2010 y 2011. ICE ha solicitado su custodia, puesto que se le había ordenado no regresar al país y ahora podría enfrentarse sólo por ello a 20 años de cárcel.