Hasta 100 años para conseguir la residencia en Estados Unidos. Algunos datos curiosos sobre la inmigración a través de la familia

Mientras que millones de migrantes esperan para ongresar a Estados Unidos a través del reclamo de un familiar residente o ciudadano, el gobierno tiene un cupo de cerca de 200.000 visas.
Una persona sostiene un programa y la bandera estadounidense durante una ceremonia de naturalización.
Una persona sostiene un programa y la bandera estadounidense durante una ceremonia de naturalización.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Algunos casos de los cuatro millones de inmigrantes que esperan la residencia permanente en Estados Unidos a través de un familiar podrían pasar hasta más de 100 años para conseguirla, según un reporte.

De acuerdo con el estudio Los 10 datos más sorprendentes sobre la inmigración basada en la familia, mientras que millones de personas están en una lista para obtener la residencia, el gobierno estadounidense tiene cupo para apenas unas 226.000 al año.

En la lista de los que esperan una reclamación a través de la familia, las categorías se dividen en 14 secciones que tienen en cuenta el origen de los solicitantes. Estas se mueven a diferentes velocidades.

Por ejemplo, los ciudadanos de la India, México o Filipinas que son reclamados por hermanos estadounidenses tienen una lista para ellos solos, mientras que las demás nacionalidades están juntas en un proceso que avanza más rápido.
Tan solo durante el año pasado había 181.563 indios esperaban sus tarjetas de residencia por la vía de los hermanos; solo 10,331 fueron aprobados. Asimismo, de 1.048.309 mexicanos, solo 8.013 pudieron obtenerla, y de los filipinos, registrados unos 102.116, apenas 3,738 tuvieron luz verde.

Según la agencia de noticias EFE, la mayoría de los que llegan a Estados Unidos lo hacen a través de su parentesco con una persona que es ciudadana o tiene la residencia permanente, conocida también como “green card”.

Otro de los temas que aclara el estudio es que, si bien México es el principal país de donde provienen los migrantes reclamados por algún familiar en la mayoría de los estados, los ciudadanos de República Dominicana ocupan el primer lugar en gran parte del noreste.

Asimismo, señala que los migrantes viven en los estados más habitados del país como son California, Nueva York, Florida o Texas.

El estudio, llevado a cabo por la empresa de tecnología Boundless Inmigration, asegura que los tiempos de espera continuarán en aumento y que los planes del presidente, Donald Trump, de reducir la migración tendrán como resultado que el proceso se endurezca aún más.

De continuar con esta línea, que aún no se ha convertido en una propuesta de ley, la administración cambiaría el sistema actual y le agregaría requisitos que estarían basados en un sistema de puntos diseñado para recompensar “el talento extraordinario” o “los expedientes académicos excepcionales”.

Sin embargo, el estudio asegura en muchos casos los migrantes “altamente calificados”, que generalmente son los que cuentan con habilidades superiores en el área educativa o laboral, son también patrocinados por sus familiares. Según explica, aunque son dos cosas diferentes, muchos de los migrantes reclamados por parentesco han sido bien educados y capacitados.

Una investigación del Cato Institute que utilizó información recogida en el Censo reveló que los migrantes que obtuvieron su residencia permanente a través de una relación familiar o en la Lotería de visas tenían más probabilidades de haber tenido una educación universitaria o similar en sus países de origen que los nacidos en Estados Unidos.

Un 48% de los migrantes que arribaron recientemente al país contaban con una certificación universitaria, mientras que 25 años antes, apenas un 27% la habían obtenido, señaló el Migration Policy Institute.