Menores migrantes en Arizona denuncian una agresión sexual y otros maltratos por parte de agentes fronterizos

La cadena NBC News reportó en exclusiva estos casos, referidos a niños y jóvenes custodiados en una estación de la Patrulla Fronteriza en Yuma

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un presunto caso de agresión sexual, insultos, falta de alimentación e higiene suficientes, obligación de dormir en un suelo duro y sin colchón o en el exterior: estas son algunas de las situaciones que han sufrido migrantes menores detenidos por parte de la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en Yuma, Arizona, según denuncias que ha reportado en exclusiva NBC News

Un día, un agente “grande y barbudo” se acercó a una chica hondureña de 15 años detenida en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza de esa localidad; ante la mirada de otros migrantes y miembros de la agencia, le metió la mano por debajo del sujetador, le bajó la ropa interior y la tocó, según contó ella a responsables del Departamento de Salud y Servicios Sociales del Gobierno.

La joven denunció “sentirse avergonzada”, también porque mientras tanto “el oficial hablaba en inglés con otros agentes y se reía", según el informe que recoge su caso. 

No es el único ejemplo de abuso denunciado por niños detenidos en Yuma. En informes elaborados entre abril y junio de este año, NBC encontró cerca de 30 casos de maltratos y otras situaciones de incomodidad y escasa atención.

Por ejemplo, un chico guatemalteco de 16 años afirmó que él y otros compañeros de su celda se quejaron por el mal sabor del agua y de la comida que se les dio. Como represalia, los agentes de la Patrulla Fronteriza sacaron las alfombras que tenían allí y los obligaron a dormir sobre cemento duro.

Otro, de 17 años y procedente de Guatemala, aseguró que tuvo que dormir fuera, aunque su ropa estaba mojada porque acababa de cruzar un río, probablemente el río Colorado. Y que cuando lo trasladaron dentro de una de las instalaciones, en el cuarto no cabían todas las personas que estaban allí. Un chico guatemalteco de la misma edad sostuvo que algunas veces los agentes lo llamaron "puto". 

Get the noticias newsletter.

Muchos niños y jóvenes también detenidos en Yuma dijeron que no se les dio colchón, almohada o manta para dormir. Algunos que no tuvieron comida suficiente, o que la que les llevaban estaba en malas condiciones. 

Una dijo que "a veces se iba a la cama con hambre porque la cena generalmente se servía después de las 9 P. M. y para entonces ya estaba dormida". Otro joven contó que estuvo diez días con la misma ropa interior.

Todos los menores que dieron cuentas de su situación en Yuca a los supervisores del Gobierno estuvieron detenidos en la estación fronteriza durante más de las 72 horas que establece la ley como límite máximo permitido.

Un portavoz de la Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que esta agencia “trata a todos los que tiene en custodia con dignidad y respeto” y ofrece distintas maneras para denunciar actuaciones indebidas. Agregó que los casos denunciados serán investigados, y que el presunta agresión sexual ya lo está siendo. 

La abogada Laura Belous, perteneciente a una organización que ofrece servicios de atención a niños migrantes, afirmó que su grupo se sentía “horrorizado” por la denuncia de abuso, pero “desgraciadamente no sorprendido”. 

MALAS CONDICIONES TAMBIÉN EN OTRAS ESTACIONES FRONTERIZAS

Recientemente, responsables de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional elaboraron informes donde detallaron condiciones terribles para los migrantes detenidos en estaciones fronterizas de los sectores de El Paso y Río Grande Valley, Texas. 

El presidente, Donald Trump, negó que las condiciones descritas en estos informes y en algunos reportajes periodísticos sean verdad. “La Patrulla Fronteriza y las otras agencias que hacen cumplir la ley están haciendo un gran trabajo”, dijo en un tuit. 

El Departamento de Salud y Servicios Sociales alertó durante meses sobre las condiciones de las instalaciones fronterizas, lo que resultó en un proyecto de ley de fondos de emergencia de 4.5 mil millones de dólares recientemente aprobado por el Congreso. 

NOTICIAS RELACIONADAS

Así dibujan los niños su vida en los centros de detención

100 niños de los 1,000 que están en custodia del gobierno fueron devueltos a centro donde surgieron denuncias de maltrato