Crisis en el Gobierno de Trump: un escándalo sexual sacude a un alto cargo, pero ni pide perdón ni es despedido

El presidente dice que se siente "muy mal" por él debido a este escándalo, que implica la violación sexual de niñas durante años.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El Secretario de Trabajo, Alex Acosta, aseguró este miércoles durante una rueda de prensa que hace una década hizo lo mejor que pudo en el caso de tráfico sexual que involucró al multimillonario Jeffrey Epstein, que actualmente enfrenta cargos por tráfico de menores.

“Los hechos son importantes y los hechos se están pasando por alto”, dijo durante un encuentro con los medios en la sede del Departamento de Trabajo, donde también habló sobre su participación en el caso cuando era abogado del Distrito Sur de Florida.

Acosta está siendo señalado por su parte en un acuerdo de culpabilidad que se firmó en el 2008 y le permitió a Epstein evitar un juicio federal tras cargos por haber molestado a varias adolescentes.

Para lograr ese acuerdo, el multimillonario se declaró culpable de cargos estatales menores, cumplió 13 meses en un programa de liberación laboral, pagó a las víctimas y se registró como delincuente sexual.

“En nuestros corazones estuvimos tratando de hacer lo correcto por esas víctimas”, declaró al ser cuestionado sobre si les debía una disculpa a las jovencitas abusadas.

Sin embargo, este miércoles no hubo ninguna disculpa de su parte puesto que asegura que su oficina tomó la mejor decisión teniendo en cuenta las circunstancias que rodeaban al caso, aunque la decisión final fue sometida nuevamente a escrutinio tras los nuevos cargos en contra de Epstein, al que acusan de haber manejado una red de tráfico sexual de menores a inicios del 2000.

Los abusos tuvieron lugar en sus mansiones de Nueva York y Florida, lugares a los que llevaba a las menores, les pagaba cientos de dólares en efectivo por masajes y luego las profanaba. De ser declarado culpable, podría pasar el resto de su vida tras las rejas.

Ahora, con la aparición de nuevos cargos, Acosta señaló más temprano en Twitter que los “testimonios adicionales” descubiertos por los fiscales de Nueva York traían “una oportunidad importante para llevarlo a la justicia más plenamente”.

Marc Short, jefe de personal del vicepresidente Mike Pence, defendió la conducta de Acosta y les dijo a los reporteros que hace una década los abogados defensores del caso “en realidad habían intentado que Alex fuera retirado porque pensaban que era un fiscal agresivo”.

Asimismo, el presidente Trump defendió a su secretario de Trabajo asegurando que se “sentía mal” por él puesto que lo conocía y sabía que trabajaba “muy duro”, aunque aseguró que estaba considerando las circunstancias del caso “muy de cerca”.

El presidente también defendió a Acosta al asegurar que ese acuerdo "no lo había tomado solo él, sino mucha gente" en la Fiscalía, y que a lo largo de cualquier carrera larga siempre hay casos en los que la gente "desearía haber hecho algunas cosas de otra manera".

Trump, quien una vez había elogiado a Epstein como "un tipo fantástico", se desvinculó el martes del magnate diciendo que los dos tuvieron una pelea hace 15 años aproximadamente y no han hablado desde entonces.

Sin embargo, los candidatos demócratas a la presidencia y los líderes del partido quieren que Acosta renuncie o sea despedido.

El representante demócrata Elijah Cummings, presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, y Jamie Raskin le enviaron una carta para invitarlo a declarar el 23 de julio.

La representante Debbie Wasserman Schultz, demócrata por Florida, dio la bienvenida a esa medida y dijo que Acosta "tiene un historial inquietante sobre el tráfico sexual y de personas que se extiende a partir del acuerdo de súplica horriblemente permisivo que le dio a Jeffrey Epstein hasta su época como secretario de Trabajo".

RELACIONADO:

Un tipo "estupendo" que disfruta de las chicas "más jóvenes". Así describió Trump a este millonario acusado de abuso