Familia de bebé fallecida tras caer de un crucero culpa a la compañía de negligencia

La familia de la bebé que falleció tras caer de un onceavo piso en un crucero de Royal Caribbean asegura que la ventana por donde resbaló estaba abierta y no había ninguna señal de precaución.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El abogado de la familia de la bebé que murió este domingo tras caer de un onceavo piso en un crucero anclado en Puerto Rico dijo que la menor se resbaló por una ventana de cristal, que estaba “inexplicablemente abierta” en el área de juegos de niños.

Según reporta la agencia de noticias The Associated Press, el abogado Michael Winkleman dijo en un comunicado que la bebé, identificada como Chloe Wiegand, estaba jugando en la “zona de agua de niños” cuando pidió que la llevaran a un lugar cercano cubierto de cristales para poder golpearlos.

El abuelo materno de la menor, Nelson Sotelo, quien estaba a cargo, la dejó ir pensando que el cristal estaba cerrado, pero “la niña desapareció en un instante”.

“Esencialmente, su abuelo la levanta y la pone en una barandilla donde cree que hay un vidrio porque está claro, pero resulta que no había ninguno”, señaló Winkleman.

De acuerdo a una nota de la cadena NBC, la pequeña quiso golpear el vidrio como lo hacía cuando estaba en la pista de hielo en donde su hermano jugaba hockey.

El incidente tuvo lugar en el crucero "Freedom of the Seas", de la compañía Royal Caribbean, que se encontraba en el muelle Panamericano 2 en San Juan.

La compañía dijo en un comunicado este lunes que estaba totalmente consternada por el trágico accidente y que se encontraba investigándolo.

"Hemos puesto a disposición nuestro equipo de atención para ayudar a la familia con cualquier recurso que necesiten. Por respeto a su privacidad, no planeamos hacer más comentarios sobre el incidente", declaró la compañía.

De acuerdo con las autoridades, la menor, de 18 meses, estaba acompañada por sus abuelos, dos hermanos y sus padres, quienes fueron identificados como Kimberly Schultz, una científica, y Alan Wiegand, un agente de la Policía en South Bed, en Florida.

Ahora, la familia, que está devastada, quiere saber por qué en un área abierta habría una ventana de vidrio sin cerrar y culpa a la compañía de negligencia por tener ventanas de cristal en el área de niños que los pasajeros pueden abrir.

“Por qué en este mundo dejarías una ventana abierta en una pared de cristal en el área de niños?, preguntó el abogado de la familia.

Asimismo, señaló que este tipo de ventanales-completamente de cristales- no constituyen un problema en los barcos más modernos puesto que no pueden abrirse, sin embargo, el crucero en el que viajaba la familia, el Freedom of the Seas, había sido construido en el 2006 y no tenía ninguna advertencia.

Winkleman agregó que no sabía por qué los reportes iniciales contaban una historia diferente a la que la familia tenía y señaló que estaban esperando un video de seguridad que esclarecería el triste accidente.

“Este fue un trágico accidente que se pudo prevenir. Este es un peligro oculto”, agregó, según una nota publicada por South Bend Tribune.

En tanto, el secretario de Asuntos Públicos de Puerto Rico, Anthony O. Maceira Zayas, confirmó que las autoridades de la isla también se habían sumado a la investigación.

“El Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico está trabajando en el caso con la seriedad y sensibilidad que requiere. Oramos para que Dios llene con fuerza a esta familia que vive hoy una verdadera tragedia", acotó.

El cuerpo de la pequeña aún permanece en la isla en el Negociado de Ciencias Forenses, pero se espera que las autoridades se lo entreguen a sus familiares este mismo martes. “Ellos quieren regresar a casa lo más pronto posible”, concluyó el abogado.

RELACIONADO:

Muere una niña de 2 años al caer de un crucero en el Puerto de San Juan