Barr asegura que Trump tomará medidas que permitirán incluir la pregunta de ciudadanía en el censo

"Estoy de acuerdo con él (con Trump) en que la decisión de la Corte Suprema fue incorrecta", dijo el fiscal general. El presidente cree que hay "una oportunidad potencial para sanar el problema, que fue la falta de claridad"
Ericka Ames, centro, de Nicaragua, recita el Juramento de Lealtad en  una ceremonia de naturalización en agosto de 2018, en Miami.
Ericka Ames, centro, de Nicaragua, recita el Juramento de Lealtad en  una ceremonia de naturalización en agosto de 2018, en Miami.Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos / Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El fiscal general William Barr dijo el lunes que hay una manera de exigir legalmente a los encuestados en el censo de 2020 que declaren si son ciudadanos o no, a pesar de un fallo de la Corte Suprema que prohibió hacer la pregunta por ahora. Según Barr, la administración Trump tomará medidas en los próximos días que cree que le permitirán al gobierno agregar la controvertida consulta en el censo. 

Barr no detalló los planes en una entrevista con The Associated Press, aunque un funcionario de alto rango dijo que se espera que el presidente Trump emita un memorando al Departamento de Comercio para que incluya la pregunta en los formularios del censo. 

Trump dijo la semana pasada que sopesa “muy seriamente” emitir una orden ejecutiva para incluir la pregunta en el formulario. El gobierno ha comenzado la impresión de los cuestionarios del censo sin la pregunta. 

 Barr dijo que ha tratado con Trump de forma regular este asunto. "Estoy de acuerdo con él en que la decisión de la Corte Suprema fue incorrecta", dijo el fiscal general. El presidente  cree que hay "una oportunidad potencial para sanar el problema, que fue la falta de claridad, y que deberíamos intentarlo". 

La Corte Suprema bloqueó la pregunta, al menos temporalmente, alegando que la administración no justificó adecuadamente la necesidad de incluir la pregunta. El fallo fue un golpe para el presidente, que ha estado presionando para que el gobierno exija información sobre la ciudadanía.

Los expertos de la Oficina del Censo de los EE. UU. han dicho que requerir esa información desalentaría a los inmigrantes a participar en la encuesta y daría como resultado un conteo menos preciso para la redistribución de recursos.  

También minaría la representación política de ciudades con gobiernos demócratas, donde los inmigrantes tienden a ser más numerosos, en comparación con las zonas rurales blancas donde los republicanos tienen buen desempeño electoral. 

Por su parte, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el lunes que Trump busca agregar la pregunta porque quiere "que Estados Unidos vuelva a ser blanco". 

El gobierno de Trump ha alegado que la inclusión de la pregunta tiene como propósito hacer cumplir la Ley de Derechos de Voto, que protege el acceso a las urnas de los electores de las minorías.   

Sin embargo, el magistrado presidente John Roberts apoyó a los cuatro miembros más liberales de la Corte Suprema, según los cuales, la justificación del gobierno para incluir la pregunta “parece que fue inventada”.  

Mientras tanto, el Departamento de Justicia ha decidido reorganizar al equipo legal que batallará por incluir la pregunta, estableciendo un nuevo equipo compuesto por abogados de carrera y designados políticamente. 

James Burnham, un destacado abogado de la división civil del departamento que había estado al frente del equipo, le dijo a Barr que varias personas que habían estado litigando el caso preferían "no continuar durante esta nueva fase", dijo el fiscal general. 

Barr dijo que no tenía detalles sobre por qué los abogados no querían continuar, pero "por lo que sé, no creen que estemos legalmente equivocados". 

El nuevo equipo, nombrado en los documentos de la corte, incluye al vice fiscal general adjunto David Morrell, un ex abogado de Trump en la Casa Blanca y asistente legal del juez Clarence Thomas; Christopher Bates, quien anteriormente trabajó para el senador republicano Orrin Hatch de Utah, y cuatro abogados de carrera del Departamento de Justicia, Glenn Girdharry, Colin Kisor, Christopher Reimer y Daniel Schiffer.

 

Relacionado: 

El fallo del Supremo de no incluir la pregunta de la ciudadanía en el Censo, como quiere Trump, augura batalla legal

Trump está "decidido" a agregar la pregunta de ciudadanía en el censo, dice un funcionario de inmigración