¿Qué es 'Medicare para todos' y cómo funcionaría?

La amplia propuesta de atención de salud ha provocado un feroz debate. Aquí se dice de qué se trata y qué piensa de ella cada candidato.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Muchos candidatos presidenciales demócratas respaldan alguna versión de "Medicare para todos", un programa de atención médica administrado por el gobierno y de un solo pagador en el que todos los estadounidenses estén cubiertos y que reemplace a casi todos los demás planes públicos y privados existentes.

Los partidarios dicen que es la mejor manera de cubrir a todos los estadounidenses y mantener bajos los costos.

Los críticos dicen que el costo será astronómico, preguntan cómo se pagará y cuestionan si el gobierno puede administrar eficazmente una empresa tan grande.

"Medicare para Todos" generalmente se refiere a un programa de atención médica de pagador único en el que todos los estadounidenses están cubiertos por una versión más generosa de Medicare, el programa de seguro de salud para personas mayores, que reemplazaría a todos los demás planes públicos y privados existentes, con pocas excepciones.

Varios candidatos demócratas de 2020 han hecho campaña para instituir el cuidado de salud de un solo pagador. Otros candidatos han descrito un sistema de atención médica de pagador único como un objetivo amplio e incluso copatrocinaron la legislación de Medicare para Todos en el Senado y la Cámara de Representantes, pero hicieron campaña sobre alternativas menos radicales.

Esto puede hacer que el discernimiento de su posición sea confuso, especialmente porque algunos argumentan que su enfoque incremental eventualmente llevará a que Medicare se convierta en la opción de seguro predeterminada.

Bernie Sanders, Kamala Harris, Tulsi Gabbard, Bill De Blasio y Andrew Yang respaldan el Medicare para todos con un pagador único. Elizabeth Warren, Cory Booker, Kirsten Gillibrand, Julian Castro, Pete Buttigieg, Tim Ryan, Eric Swalwell y Marianne Williamson están a favor de variaciones a este plan.

Bajo un proyecto de ley de un solo pagador patrocinada por el senador Bernie Sanders, Medicare para Todos cubriría el tratamiento esencial sin primas ni deducibles. También ampliaría las categorías de beneficios bajo el sistema actual de Medicare para incluir áreas como la cobertura dental y de la vista, así como la atención a largo plazo.

Después de una transición de cuatro años, a las aseguradoras privadas se les prohibiría vender planes que ofrecieran una cobertura similar, prohibiéndolos efectivamente funcionar como una alternativa. En su lugar, las aseguradoras privadas podrían ofrecer planes complementarios que cubran servicios excluidos de Medicare, como la cirugía estética. Algunos programas federales de salud, como la Administración de Salud de Veteranos y el Servicio de Salud Indígena, continuarían.

Hay varias versiones diferentes de Medicare para Todos, incluido un proyecto de ley de la Cámara de Representantes patrocinado por la congresista Pramila Jayapal, demócrata de Washington, con 112 copatrocinadores, todos ellos demócratas.

Muchos demócratas también respaldan propuestas más modestas, que a veces también denominan Medicare para Todos, y que ampliarían el acceso a Medicare y Medicaid sin terminar el sistema de seguro privado de la forma en que lo harían el plan de Sanders y otros similares. La mayoría de estas alternativas involucran permitir que individuos o empleadores compren una "opción pública" similar a Medicare, un plan de seguro del gobierno que compita con planes privados en lugar de reemplazarlos.

¿En qué se diferencia de Obamacare?

El presidente Barack Obama siguió un enfoque diferente con la Ley del Cuidado Asequible de Salud (ACA), que se centró en cubrir a las personas que no podían obtener un seguro a través de su trabajo o programas federales existentes.

Bajo la ACA, el gobierno ofreció subsidios para que individuos y familias compren planes privados a través de un intercambio gubernamental. También expandió Medicaid, el programa para personas de bajos ingresos, para cubrir a más estadounidenses.

Los partidarios de Medicare para Todos argumentan que el enfoque de la ACA no fue lo suficientemente lejos. Si bien la ley amplió la cobertura a millones de personas, alrededor de 27 millones aún no tienen seguro, según la Fundación de la Familia Kaiser, y hay indicios de que el número está creciendo.

Los planes de intercambios de ACA se han esforzado por atraer compañías de seguros, dejando muchas áreas con pocas opciones de planes, aunque ninguna con cero opciones. Los clientes que ganan demasiado dinero para calificar para los subsidios a veces consideran que los planes son inasequibles, mientras que otros se han quejado de que los deducibles, aunque están limitados por la ley, siguen siendo demasiado altos.

Por qué Medicare para Todos tiene tantos partidarios

Los defensores de Medicare para Todos de un solo pagador argumentan que la atención médica es un derecho y que inscribir a todos los estadounidenses en un solo plan es la mejor manera de garantizar la cobertura universal, especialmente para las poblaciones económicamente vulnerables.

Para aquellos que sí tienen seguro a través de su trabajo o de un plan individual, los deducibles aumentan más rápido que los salarios y los clientes pueden enfrentar facturas sorpresa en el hospital de médicos y especialistas fuera de la red.

Al finalizar el uso del seguro patrocinado por el empleador como fuente principal de cobertura, Medicare para Todos también liberará a los estadounidenses para cambiar de trabajo sin perder su plan actual y su red de atención médica.

Los estadounidenses gastan mucho más en atención médica por persona que otras naciones desarrolladas y los partidarios de un plan de pagador único argumentan que podría reducir los costos al negociar o exigir pagos más bajos a médicos, hospitales y compañías farmacéuticas, al tiempo que elimina los gastos generales asociados con el seguro privado.

Como resultado, a pesar de que el gobierno gastaría mucho más en atención médica bajo Medicare para Todos que ahora, los partidarios argumentan que un sistema de pagador único podría reducir el gasto nacional total en salud según algunos estimados y que el dinero que actualmente se destina a primas ayudaría a compensar los nuevos impuestos sobre individuos y familias.

De manera similar, los países ricos tienden a tener tanto cobertura universal (aunque no siempre un sistema de pagador único puro) como poblaciones más sanas que EEUU, lo que sugiere que existe un camino viable para garantizar la atención médica. Los planes de Medicare para Todos en la Cámara de Representantes y el Senado serían más generosos que los planes universales en otros países, donde a menudo se espera que los ciudadanos carguen con más gastos de su bolsillo o asuman un seguro privado complementario, lo que elevaría su costo para el gobierno.

Lo que los críticos tienen que decir

El alto costo es uno de los argumentos más comunes en contra de Medicare para Todos. La Oficina de Presupuesto del Congreso aún no ha determinado cuánto costaría la legislación de un pagador único, pero algunos analistas externos han tratado de evaluar su impacto potencial.

Un estudio de 2018 realizado por RAND Corporation estimó que el gasto federal en atención médica aumentaría de $ 1.09 billones por año a $ 3.5 billones en un plan de pago único similar a la legislación en el Congreso. Los políticos que respaldan los proyectos de ley de un solo pagador han sido hasta ahora reacios a explicar cómo pagarían su plan y es difícil saber qué personas pagarían más por la atención y cuáles menos sin más detalles.

Los principales grupos de la industria del cuidado de la salud han formado una organización paraguas llamada Partnership for America's Health Care Future para ejercer presión contra Medicare para Todos, tanto para un solo pagador como para más propuestas incrementales, y advierten que recortar los pagos a los proveedores podría afectar la atención hospitalaria y atraer menos médicos y especialistas.

Las aseguradoras privadas actualmente pagan más, a veces mucho más, por los servicios médicos que Medicare. Establecer las tasas de pago bajo un plan de un solo pagador puede ser un balance difícil: demasiado bajo y puede empeorar los servicios, demasiado alto y harán que el nuevo sistema sea aún más caro.

Los críticos conservadores son más escépticos acerca de la capacidad del gobierno para administrar la cobertura en una escala tan grande, lo que apunta a tiempos de espera más largos para ciertos cuidados en algunos países con sistemas de pagador único. Pasar a un sistema de un solo pagador también requeriría decisiones sobre si el nuevo plan de Medicare reembolsaría a los proveedores por el aborto (que los programas federales actualmente no pueden cubrir) y si incluiría inmigrantes indocumentados.

A muchos críticos de tendencia liberal les preocupa que la transición a un solo pagador sea demasiado perjudicial, dado que aproximadamente 155 millones de personas reciben cobertura de salud a través de su empleador, un problema que varios candidatos presidenciales demócratas han planteado. La mayoría de las personas que obtienen un seguro del empleador informan que están satisfechas con sus planes y que podrían estar molestas si se les pide que se unan a un nuevo programa gubernamental.

Los demócratas que se oponen al pagador único tienden a preferir que el plan similar a Medicare sea opcional. Existen numerosos proyectos de ley y propuestas que compiten por un plan de "opción pública" o "compra" para Medicare o Medicaid que difieren en la cantidad de personas o empresas que serían elegibles para participar y cómo funcionarán los planes del gobierno.