Trump apuesta por el voto hispano para ganar en estados clave de la contienda de 2020

Por ahora, y a pesar de su retórica anti-inmigrante, Trump mantiene el apoyo de alrededor del 30% del voto hispano, según encuestas.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

WASHINGTON.— El presidente, Donald Trump, buscará la reelección en 2020 apostando por el voto hispano en estados clave de la contienda, como Florida, Colorado y Nevada y,  pese a su retórica incendiaria contra la inmigración ilegal, mantiene por ahora el apoyo del 30% de los votantes latinos.

En la contienda presidencial del próximo año, los hispanos conformarán un voto codiciado por ambos partidos: según el Centro de Investigación Pew, alrededor de 32 millones de hispanos serán elegibles para votar.

Esa cifra supera por dos millones a los votantes afroamericanos, por lo que los hispanos serán por primera vez en la historia el bloque electoral minoritario más grande del país, con poco más del 13% del electorado nacional.

En 2016, los hispanos representaron más del 10% del electorado en estados como Colorado y Nevada, y fueron decisivos en la victoria que allí obtuvo la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

No sorprende que Trump, y el Partido Republicano en general, estén planeando inversiones y operaciones de acercamiento con los votantes hispanos.

Según el consenso general, Trump no podría ganar la reelección sin Florida, y por eso su campaña está movilizando voluntarios en ese sureño estado. La campaña de Trump espera sumar votos entre los cubanos y venezolanos, especialmente por las posturas que el mandatario ha tomado contra los regímenes en esos países.

El Partido Republicano hoy mismo distribuyó un blog en el que destacó los logros de Trump, incluyendo la creación de seis millones de empleos, recortes de impuestos para el 82% de los hogares de clase media, y un crecimiento económico que ha contribuido a la prosperidad y una baja del desempleo entre los hispanos, asiáticos y afroamericanos.

Chris Carrr, director político de la campaña de Trump, destacó que, a 17 meses de las presidenciales, se han programado para esta semana más de 250 talleres de capacitación para alrededor de 4.400 personas, y más de 700 eventos para seguir en vivo el lanzamiento oficial de la campaña de reelección en Orlando (Florida).

En declaraciones a Noticias Telemundo, Alfonso Aguilar, presidente de la Alianza Hispana para Principios Conservadores (LPCP, por su sigla en inglés), señaló que aunque los hispanos tienden a decantarse por el Partido Demócrata, no son en absoluto “un voto monolítico”.

“Sí, la inmigración es importante para este bloque electoral, pero no es el único tema que los mueve: la economía también es importante, y muchos reconocen que la economía está bien y que la tasa de desempleo entre los latinos ha bajado”, explicó Aguilar.

Con la reforma tributaria, “los hogares hispanos han visto una reducción en los impuestos, aunque obviamente varía”, y si bien los latinos rechazan la separación de familias, en realidad no ha habido la temida “deportación masiva” que prometió Trump, agregó.

Según Aguilar, a diferencia de 2016, la campaña de reelección de Trump está mejor organizada y más disciplinada, y ha movilizado a miles de voluntarios, incluyendo hispanos.

“Eso llama la atención y debe preocupar a los demócratas, porque si (Trump) mejora entre los hispanos en 2020, eso podría garantizarle la reelección. Los demócratas tendrían que movilizar a los votantes minoritarios en mayor número para ganarle”, afirmó Aguilar.

En 2016, Trump ganó la presidencia con el 27% del voto hispano, pese a que inició la carrera con duros ataques contra los inmigrantes indocumentados, en particular los mexicanos, a quienes acusó de ser “violadores” y “criminales”.

Según encuestas de opinión recientes, el apoyo latino hacia Trump sigue oscilando entre el 27% y el 30%. Una encuesta realizada para la revista “The Economist”, indicó que el asunto migratorio es "muy importante" para el 53% de los votantes hispanos.  De éstos, el 34% rechaza rotundamente las políticas de Trump, y el  9% las apoya.

El reto para Trump es aumentar el apoyo de los hispanos, si bien los analistas consideran que le bastaría con no perder la base del 30% que ya tiene.

El problema es que, cada vez más, los hispanos serán un voto definitorio en estados “bisagra”, es decir en aquellos que pueden marcar la diferencia en reñidas contiendas, en unos momentos en que la población blanca disminuye paulatinamente en número y en votos.

Andrew Gillum, excandidato demócrata a gobernador en Florida en 2018, se ha convertido en un arma importante del Partido Demócrata estatal precisamente para movilizar a los votantes.

“Florida es el estado que por sí solo puede negarle la reelección a Trump. Trump está nervioso porque lo sabe… en los últimos dos años, él le ha fallado a los estadounidenses y ha abandonado los valores estadounidenses, poniendo a niños en jaulas y amenazando la cobertura médica de millones”, dijo Gillum.

“Estamos tomando todo lo que construimos (en 2018) hacia la campaña de 2020. Estamos inscribiendo a un millón de votantes en Florida, construyendo el movimiento progresista que teñirá de azul a Florida en 2020”, afirmó Gillum, al referirse al color asociado con los demócratas.