Un millón de migrantes pueden obtener licencia para manejar. Pero la batalla es violenta: “Es un error colosal”

Los partidarios de Donald Trump pueden derrotar a los demócratas en el lugar menos pensado. Y las consecuencias son graves para los inmigrantes.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Mientras que en Nueva York algunas propuestas progresistas que buscan beneficiar a los inmigrantes indocumentados han tenido aceptación, existe una en particular que se ha mantenido estancada durante años y en medio de un tenso ambiente.

Se trata de una posibilidad para que este sector, que forma gran parte de la población del estado, tenga acceso a licencias de conducción. El proyecto, denominado Luz Verde, ha encontrado una fuerte oposición en las fuerzas de la ley y en un grupo importante de la ciudadanía.

Según reporta The New York Times, ni los esfuerzos del actual gobernador, Andrew M. Cuomo, ni los de una nueva mayoría demócrata en la Legislatura del Estado, que han marcado una pauta tras ofrecerle a los indocumentados el acceso a becas o perdonarlos por su estatus irregular, han logrado que la Luz Verde llegue a concretarse.

En tanto, la oposición ha marcado su paso firme desde el Senado del Estado, dominado por legisladores de distritos moderados que se han mostrado cautelosos con la aprobación de algunas medidas pro inmigrantes.

"Me gustaría creer que esta ola azul también vino con el coraje político para hacer lo correcto. Me gustaría creer que las comunidades de inmigrantes son más que un simple tema de conversación durante las elecciones", acotó la asambleísta Catalina Cruz, demócrata de Queens, quien era una inmigrante indocumentada antes de ganar su asiento en el 2018.

La semana pasada, Cuomo declaró que aprobaba el proyecto y señaló que constituía una de sus diez prioridades legislativas para lo que quedaba de sesión. Sin embargo, aunque la Asamblea Estatal, dominada por los legisladores de la ciudad, aprobó la Luz Verde, el Senado no había programado ninguna reunión para su votación.

A nivel nacional hay 12 estados -incluyendo Washington D.C.- que permiten que los inmigrantes indocumentados conduzcan. Asimismo, ocurría en Nueva York antes de los atentados terroristas a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001. Después del incidente, el entonces gobernador republicano George Pataki comenzó a exigir que los solicitantes tuvieran un número de seguro social.

En Nueva York viven cerca de 940,000 inmigrantes indocumentados, lo que lo convierte en la tercera mayor población del país, según datos suministrados por el Instituto de Políticas de Migración.

A partir del 2007 el gobernador demócrata Eliot Spitzer trató de iniciar un movimiento pro inmigrante que deshiciera esa política, pero como resultado solo obtuvo una violenta reacción y se vio forzado a abandonar la propuesta solo dos meses después de haberla expuesto.

Ahora, 12 años después, los activistas de los derechos de los inmigrantes creyeron que la batalla había llegado a su fin, pero los republicanos continúan oponiéndose y, algunos como el legislador John Flanagan, de Long Island, consideran que aprobar el proyecto sería un “error político colosal”. Asimismo, algunos empleados del condado lo han denunciado y otros, incluso, han prometido desafiarlo si logra convertirse en una ley.

De acuerdo con The New York Times, esto podría ser el resultado de una campaña de los republicanos, quienes han comprado anuncios en Facebook para denunciar el proyecto de ley y además han planeado campañas efectivas. Por ejemplo, este lunes, una encuesta publicada por Siena College reveló que más de la mitad de los neoyorkinos que participaron en el sondeo se oponían a que se les entregara licencias de conducción a los inmigrantes indocumentados.

En tanto, los que sí apoyan el proyecto Luz Verde también han emprendido campañas para educar a los neoyorquinos sobre los beneficios de aprobar el proyecto que podría reducir las ejecuciones, generar hasta 50 millones de dólares para la ciudad y reducir el costo de los seguros.

Asimismo, los partidarios han dejado claro que la medida no sería un camino para obtener la ciudadanía ni permitiría a los dueños de licencia viajar en avión.

RELACIONADO:

Inmigrantes en Nueva York se beneficiarán con nuevo plan de servicios médicos

ICE no podrá detener a inmigrantes sin orden judicial en cortes de Nueva York