Estos migrantes tienen derecho a no ser regresados a México. Rara vez lo logran

Esta migrante de 18 años deberá aguardar su solicitud de asilo en Tijuana, México, donde han sido asesinados compatriotas de su edad. Es un botón de muestra de lo que sucederá en todas las ciudades fronterizas mexicanas

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Estados Unidos ya ha regresado a miles de solicitantes que cruzaron la frontera suroeste sin papeles a esperar en México la decisión de su caso en las cortes migratorias. Son muy pocos los que logran apelar esta decisión, y serán muchos más los que se vean en esta situación, reportó la agencia de noticias Reuters.

Más de 10.000 personas han sido regresadas a Tijuana, en el estado mexicano de Baja California, la única ciudad mexicana que los estaba recibiendo. Esto cambiará.

 Tras un acuerdo para evitar aranceles contra productos mexicanos, las autoridades de los dos países acordaron extender los Protocolos de Protección de los Migrantes (MPP, en inglés), bajo el cual algunos migrantes pueden ser enviados a México a esperar su cita en la corte, a toda la frontera suroeste.

Tras analizar los registros de las cortes migratorias estadounidenses, Reuters ha reportado que sólo el 1% de los 8.718 migrantes de los que había información, unas 100 personas, lograron revertir la decisión de las autoridades migratorias y permanecer en Estados Unidos.

De acuerdo con la ley internacional y también la estadounidense, un migrante puede negarse a ser enviado a un país si considera que su vida corre riesgo.

Sin embargo, las autoridades han establecido un criterio muy restrictivo, en el que sólo los que acrediten que lo más probable es que enfrenten torturas o persecución en México pueden permanecer. Esto se determina con una entrevista de miedo creíble.

Get the noticias newsletter.

Reuters no ha podido establecer el número de migrantes que solicitan su derecho a una entrevista de miedo creíble, cuando se les informa que van a regresar a México. La falta de conocimiento de sus derechos podría ser un factor que explique el bajo número de entrevistas.

Recientemente, un juez de una corte de apelaciones increpó al gobierno siguiendo este razonamiento. La respuesta que obtuvo fue que preguntar a cada migrante si tenían miedo de regresar a México conllevaría a declaraciones falsas que “retrasarían significativamente los procesamientos de los MPP y divertiría recursos escasos”, reportó Reuters.

Tijuana, como muchas otras ciudades fronterizas mexicanas, se encuentran en la lista de las urbes más peligrosas del mundo. Lugares donde la tasa de asesinatos supera los 100 por cada 100.000 habitantes. En comparación, la ciudad estadounidense más peligrosa, Sant Louis, apenas sobrepasa los 60 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Migrantes como Laura, una mujer centroamericana de 18 años que Reuters entrevistó a condición de no revelar su apellido, expresan su temor de ser enviados a México. En el caso de Laura, a pesar de haber rogado porque no la enviaran a Tijuana, donde están las pandillas hondureñas de las que huyó junto con su familia, los oficiales no acreditaron que hubiese un miedo creíble.

En diciembre del año pasado, dos migrantes hondureños de la edad de Laura fueron asesinados. Sus cuerpos fueron hallados en una calle, presentaban marcas de tortura, uno había sido apuñalado y la necropsia estableció que habían muerto estrangulados.

Laura espera en Tijuana. No está claro cuánto tiempo pasará para que su caso sea revisado. Las cortes migratorias tienen más de 800.000 casos por revisar y la espera podría tomar años. El último cierre de Gobierno propiciado por Trump para pedir recursos para un muro con México sólo ha agravado la situación.

A principios de mayo, una corte federal permitió a la administración Trump seguir enviando solicitantes de asilo no mexicanos a México.

La decisión de la Corte del Noveno Circuito de Apelaciones ratificó un amparo que ganó el Gobierno en una corte inferior; que le permitía, mientras se evalúa la legalidad de la medida en las cortes y hasta que no haya un fallo, continuar con los PMM.

RELACIONADO:

Advierten a inmigrantes del peligro de entrar por alcantarillas a Estados Unidos

Fuerzas de seguridad ya están en control de la migración en la frontera sur de México