Amanda Knox regresa a Italia. Fue acusada de asesina “enloquecida por el sexo”. Ahora acusa ella

Su compañera de apartamento fue apuñalada 50 veces tras ser agredida sexualmente. La policía sospecho un juego sexual diabólico. Estaba equivocada.
Amanda Knox llega al aeropuerto de Milán
Amanda Knox llega al aeropuerto de Milán/Reuters REUTERS / REUTERS

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Amanda Knox, la joven estadounidense condenada y luego absuelta de un asesinato en Italia, regresó al país europeo para hablar en una conferencia organizada del Proyecto Italia Inocencia, que trabaja para ayudar a las personas acusadas falsamente y ​​condenadas por error.

Knox llegó al aeropuerto de Milán el jueves por la mañana, y fue seguida por un enjambre de medios de comunicación. Declinó ofrecer entrevistas y dijo que su intervención en la conferencia en Módena hablará por sí misma.

 La joven pasó casi cuatro años en la cárcel tras ser condenada junto a Raffaele Sollecito, su entonces novio, del brutal asesinato de Meredith Kercher, una estudiante británica y compañera de cuarto de Knox, en 2007 en el pueblo de Perugia.

Kercher había sido apuñalada casi 50 veces y tenía 16 contusiones, incluso en la nariz y la boca, además de sufrir lesiones relacionadas con una agresión sexual.

La policía italiana dijo que la muerte se debía a un juego sexual que había salido de control y rápidamente acusó a Knox y luego a su novio Raffaele Sollecito por el asesinato. El juicio contra ambos se convirtió en un circo mediático.

Después de un nuevo proceso judicial y una serie de controversias, la corte más alta de Italia anuló las condenas de Knox y Sollecito en 2015. Rudy Guede, un hombre de Costa de Marfil cuyas huellas se hallaron en la escena del crimen, fue condenado por este y sentenciado a 16 años de cárcel.

Knox, de 31 años, ha dicho que siente un deber hacia las personas que pasan por un calvario como el que ella sufrió. "El Proyecto Italia Inocencia aún no existía cuando fui condenada erróneamente en Perugia", dijo en Twitter el mes pasado. "Me siento honrada de aceptar su invitación para hablar con los italianos en este evento histórico y regresar a Italia por primera vez".

En un artículo publicado en su cuenta de Medium el miércoles, Knox se refirió al intenso escrutinio mediático de su caso, después de haber huido de Italia "en una persecución a toda velocidad, los paparazzi literalmente embistieron la parte trasera del auto de alquiler de mi padrastro".

"Empujada al centro de atención contra mi voluntad en 2007, el año del iPhone y el despegue de Twitter y Facebook, los detalles más íntimos de mi vida, desde mi historial sexual hasta mis pensamientos de muerte y suicidio en prisión, fueron tomados de mi diario privado y filtrados a los medios de comunicación ", escribió.

Knox dijo que mientras estaba en el juicio "por un asesinato que no cometí", el "fiscal me pintó como una mujer fatal enloquecida por el sexo, y los medios de comunicación se beneficiaron económicamente durante años al sensacionalizar una historia ya sensacional y completamente injustificada”.

"Depende de nosotros dejar de consumir esos medios irresponsables", dijo.

Guido Sola, uno de los organizadores del festival de Proyecto Italia Inocencia, que se realizará el sábado en la ciudad de Módena, dijo a CNN que Knox "es el ícono de los juicios que los medios llevan a cabo antes de que se lleve a cabo el juicio en el tribunal”.

El caso fue llevado a un documental de Netflix en 2016, titulado “Amanda Knox”.