Latinos denuncian origen de pregunta sobre ciudadanía en el Censo 2020

Revelación de documentos elaborados por un estratega republicano atizó hoy la controversia sobre la pregunta de ciudadanía en el Censo de 2020

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

WASHINGTON.— Líderes latinos afirmaron hoy que un documento revelado sobre el origen de la pregunta sobre ciudadanía en el Censo de 2020 demuestra la intención de la Administración Trump de minar el poder político de los hispanos, y pidieron que el Congreso prohíba la pregunta.

Aunque la Administración Trump insiste en que la pregunta sobre ciudadanía ayudará a hacer valer el derecho al voto de las minorías, un documento revelado en un tribunal de Nueva York indica que ésta en realidad fue idea de un estratega republicano para beneficiar a su partido y a la mayoría blanca.

Según el documento de 126 páginas, encontrado entre los archivos electrónicos del fallecido estratega republicano, Thomas Hofeller, éste sugirió en 2015 incluir la pregunta en el Censo porque consideró que eso daría una ventaja política “a los republicanos y los blancos no hispanos” a la hora de demarcar nuevos distritos electorales.

El documento ha dado abono a líderes latinos, como el fiscal general de California, Xavier Becerra, que han luchado en los tribunales contra los planes de la Administración. 

"Estos documentos son alarmantes y validan aún más lo que siempre hemos sabido: la pregunta sobre ciudadanía propuesta por el presidente (Donald Trump) es simplemente un intento por silenciar y hacer un subconteo de las comunidades inmigrantes puramente por ganancia política", dijo Becerra en su cuenta en Twitter. 

Los dirigentes de grupos de legisladores latinos, afroamericanos y asiáticos emitieron una declaración conjunta en la que también condenaron las acciones de la Administración. El Caucus Hispano del Congreso había enviado una carta al director de la Oficina del Censo, Steven Dillingham, pidiendo aclaración sobre qué medidas tomará la agencia para asegurar que el Censo de 2020 será "completo y preciso", y que todo estadounidense será contado. 

Los legisladores condenaron que la Administración y los republicanos estén dispuestos a recurrir a "tácticas engañosas y discriminatorias" para perjudicar a las minorías, y prometieron seguir luchando para que el Censo no se convierta en un "arma político". 

Grupos cívicos y pro-inmigrantes también renovaron su denuncia de que la inclusión de la pregunta sobre ciudadanía siempre tuvo motivaciones políticas y provocará un nocivo subconteo de las minorías.

Según los activistas, el documento demuestra que funcionarios de la Administración mintieron para ocultar su verdadera motivación: debilitar el poder político de las minorías y fortalecer al Partido Republicano, que ha perdido apoyo entre los latinos.

El grupo “Latino Victory Fund” dijo en un comunicado que estos documentos confirman que la Administración Trump y los republicanos impulsan la inclusión de la pregunta sobre ciudadanía “para adelantar su agenda supremacista blanca al privar de sus derechos a los latinos”.

“Siempre hemos dicho que añadir una pregunta sobre la ciudadanía en el Censo de 2020 era parte de los esfuerzos concertados por el Partido Republicano para privar de sus derechos a los latinos y a las comunidades minoritarias, y este informe perturbador confirma nuestros peores temores”, dijo Melissa Mark-Viverito, presidenta interina de “Latino Victory Fund”.

Mark-Viverito instó al Congreso a que “haga todo en su poder para impedir que esta Administración añada” la pregunta y advirtió que, de lo contrario, eso perjudicará a la comunidad latina y al proceso democrático en el país.

El Tribunal Supremo, que estudia una demanda entablada por 18 estados, prevé emitir un dictamen sobre la inclusión de la pregunta en los formularios del censo nacional para finales del mes próximo.

Mientras, grupos pro-inmigrantes en todo el país aseguran que eso desalentará la participación de hogares con inmigrantes indocumentados y piden que el Congreso apruebe una ley que prohíba la pregunta.

Hofeller, un conocido estratega que manipuló distritos electorales a favor de los republicanos en 2010,  falleció en agosto de 2018, pero al parecer jugó un papel predominante en la solicitud de la Administración Trump para incluir la pregunta en el Censo de 2020 y su eventual justificación.

En una carta enviada al juez del distrito sur de Nueva York, Jesse Forman, abogados del bufete “Arnold & Porter¨, la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) y la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, señalaron que los documentos de Hofeller sugieren que la Administración sabía que la pregunta de ciudadanía “facilitaría significativamente el reducir el poder político” de los votantes latinos.

La ACLU informó hoy al Tribunal Supremo de EEUU que perseguirá sanciones contra funcionarios de la Administración Trump por haber mentido sobre cómo se originó la idea de incluir la pregunta de ciudadanía en el Censo.

Ni el Departamento de Justicia ni la Casa Blanca han emitido reacciones a la divulgación del documento de Hofeller.

En su estudio de 2015, Hofeller consideró que una pregunta sobre ciudadanía en el conteo poblacional discriminaría a los latinos, y de paso supondría “una desventaja para los demócratas”.

En cambio, si se recurría a información sobre el electorado como base para la demarcación de distritos electorales, eso “daría ventaja a los republicanos y a los blancos no hispanos”, según el estudio de Hofeller.

Hofeller ayudó a elaborar la carta que el Departamento de Justicia envió en agosto de 2017 solicitando la inclusión de la pregunta sobre ciudadanía al Departamento de Comercio, agencia de la que depende la Oficina del Censo.

Eventualmente, la Administración Trump usó ese estudio como “hoja de ruta” para exigir la inclusión de la pregunta en el censo nacional. Los documentos presentados en el tribunal de Nueva York demuestran similitudes entre la carta de 2017 y el estudio de Hofeller dos años antes.

El informe de 2015 salió a la luz pública gracias a la colaboración de la hija del difunto, Stephanie Hofeller, quien había roto relaciones con su padre desde 2014, y lo proporcionó al grupo “Common Cause”, implicado en un caso contra Carolina del Norte por los distritos electorales elaborados por el fallecido estratega.

 La hija de Hofeller dijo al diario “The New York Times” que encontró el estudio de su padre junto a decenas de miles de documentos archivados en cuatro discos duros y 18 dispositivos de memoria portátiles.

Common Cause también está implicado en las demandas contra la Administración por el Censo de 2020 y solicitó a través del tribunal la entrega de todos los documentos de Hofeller.

En un comunicado, el grupo afirmó que estos documentos no dejan dudas de que sí hubo un plan para minar la integridad del censo, manipular los distritos electorales y afectar las elecciones, todo con el propósito de dar ventaja a un partido.