Una niña migrante de 10 años murió bajo custodia del Gobierno en septiembre

Hasta ahora, la muerte no había sido reportada al público por las autoridades, pero se trata de la primera menor de edad (de seis) que murió bajo el cuidado de la administración Trump

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Una niña inmigrante de 10 años originaria de El Salvador murió bajo la custodia de las autoridades, luego de que fuera detenida por ingresar al país sin documentos en marzo del año pasado.

Hasta ahora, la muerte no había sido reportada al público por las autoridades, pero se trata de la primera menor de edad, de seis, que murió bajo el cuidado de la administración Trump, el 29 de septiembre de 2018.

Aparentemente, la niña, cuyo nombre no ha sido revelado, padecía de un defecto congénito del corazón, informó Mark Weber, vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos, según recogió la agencia de noticias The Associated Press.

La cadena CBS fue la primera en reportar la muerte.

Según informó Weber, la niña habría quedado bajo la protección de la Oficina para el Reasentamiento de Refugiados (ORR, en inglés) el 4 de marzo de 2018. Para esa fecha, cuando ingresó a las instalaciones de esa agencia de Gobierno en San Antonio (Texas), ya se encontraba “medicamente frágil”.

Tras un procedimiento quirúrgico, debido a complicaciones que surgieron, la niña quedó en un estado comatoso. En mayo, la transfirieron a unas instalaciones para el cuidado médico en Phoenix, Arizona. Luego, el 26 de septiembre la movieron a otras instalaciones médicas en Omaha, Nebraska, donde estaría más cerca de su familia.

Finalmente, el 29 de septiembre, en el hospital infantil de Omaha murió debido a complicaciones respiratorias y fiebre, dijo Weber.

Los otros cinco casos de menores que han fallecido durante o poco después de haber estado en custodia de las autoridades han sido originarios de Guatemala.

Esta semana, un migrante guatemalteco de 16 años falleció en el centro de detención de Weslaco, en el sector del Valle de Río Grande.

De acuerdo con la página de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), el niño migrante fue encontrado sin señales de vida la mañana de este lunes durante un chequeo de rutina.

El 30 de abril de 2019, otro adolescente de 16 años murió en un hospital de Texas, donde había permanecido en terapia intensiva por varios días. El menor se encontraba bajo la supervisión de la ORR.

A mediados de diciembre de 2018 una niña guatemalteca de siete años falleció, tras pasar varios días sin comer ni beber y horas sin atención médica cuando fue detenida por la Patrulla Fronteriza.

Otro niño de guatemala de ocho años murió horas después de Nochebuena, también bajo custodia de la Patrulla Fronteriza.