Trump abraza a un hombre vestido de muro. “Ya sabemos a quién vota”, dice. Y luego añade una falsedad

El presidente abraza a un hombre vestido de muro, que no está seguro "de tener los pies en el suelo". Luego, Trump añade una falsedad.
Donald TrumpTrump, junto al hombre vestido de muro en su acto de campaña el lunes en Montoursville, Pennsylvania.
Trump, junto al hombre vestido de muro en su acto de campaña el lunes en Montoursville, Pennsylvania.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

En pleno acto electoral en Montoursville (Pennsylvania), el presidente, Donald Trump, descubrió entre los cientos de asistentes a un hombre vestido con un traje que semejaba un muro de ladrillos.

Así que decidió invitarle al escenario.

“El muro se está construyendo mientras nosotros hablamos”, dijo Trump a la multitud, en referencia a la barrera fronteriza que prometió levantar en el borde con México.

Entonces señaló al hombre, que llevaba un cartel que decía “Constrúyeme”, y exclamó: “Súbanlo aquí, miren a ese tipo”, mientras sus seguidores coreaban: “¡Construye el muro!”.

El hombre, que llevaba también una gorra roja con el lema electoral de Trump, subió brevemente al estrado con el presidente, según informa la cadena NBC.

Trump le estrechó la mano y le abrazó.

“Ahora sabemos por quién va a votar”, dijo el presidente, mientras el hombre descendía de nuevo del estrado; “muchas gracias”, le despidió.

“Ha dicho, ‘Soy de San Diego’, ¿os lo podéis creer?, ‘soy de San Diego y necesitamos el muro”, dijo el presidente, citando supuestamente las palabras de su seguidor.

El hombre ha sido identificado como Blake Marnell, según la agencia de noticias The Associated Press.

Tras el acto, y entrevistado por la agencia de noticias Reuters, Marnell afirmó: “Fue increíble, no me puedo creer que ocurriera, no estoy seguro de tener los pies en el suelo”.

Pese a la afirmación del presidente, el muro no está construyendo tal y como prometió hacerlo. “Tendremos casi 500 millas de muro a finales del año que viene”, afirmó el lunes Trump.

Por ahora, sin embargo, su Gobierno sólo ha licitado la construcción de 244 millas, y más de la mitad debe ser financiado con fondos del Departamento de Defensa.

Trump declaró para ello el estado de emergencia nacional en la frontera, lo que le permite desviar fondos militares para construir el muro, pero su decisión ha sido contestada en los tribunales, lo que pone en riesgo la obtención de ese dinero.

Previamente el presidente prometió construir el muro con dinero de México (que se negó a proporcionarlo) y con dinero de los contribuyentes (que el Congreso le negó, tanto cuando estaba en manos del Partido Republicano como ahora que la Cámara de Representantes es controlada por los demócratas).

De esas 244 millas presupuestadas, la mitad son valla ya construida que se ha de remozar. Aunque consiguiera que la justicia le permitiera usar esos fondos, sólo 14 millas en total serían de muro nuevo.