Madre e hija se gradúan juntas de la universidad tras emigrar de Colombia

"Pero cuando mi mamá se inscribió, pensé: Okay, si ella lo está haciendo, yo también tengo que hacerlo", dice Katherinn sobre su madre.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Unos veinte años después de emigrar a Estados Unidos desde Colombia con tan solo una maleta y mil dólares, Sandra Murillo se graduó de la universidad William Paterson en Wayne (New Jersey).

Junto a ella estaba su hija de 25 años, Katherinn Lopez-Murillo, no solo para celebrarla, sino también para recibir un diploma, según reporta NBC News.

Nunca es muy tarde aunque sea un sueño. Solo tienes que agarrar ese sueño con fuerza”, dijo Murillo el viernes a la cadena.

Tras divorciarse, Murillo partió de Colombia rumbo a Estados Unidos en 1996. En media batalla por la custodia de la niña, que en ese momento tenía 2 años, se vio obligada a dejarla atrás y se mudó sin saber inglés ni un pariente en Estados Unidos.

“No sabía inglés, así que me tocó tomar inglés por dos años como un segundo idiota y cuando pensaba: ‘Okay, ¿cuando voy a graduarme de la universidad? Me desanimaba”, dijo Murillo.
"Fue muy difícil, pero siempre le pido a Dios que me brinde fuerzas y siempre soy muy positiva sobre el futuro y siempre supe que un día iba a traer a mi hija conmigo", dijo Murillo.

Ese sueño fue otro que también cumplió. En 2006, López-Murillo pudo reunirse con su madre en New Jersey antes de cumplir los 12 años.

A pesar de tener más de un empleo, Murillo logró aprender inglés y completar un curso que le permitió trabajó como asistente médico. Luego completó estudios en un programa local de Ciencias en 2014. Dos años después, se inscribió en la universidad para obtener una licenciatura.

López-Murillo también se graduó de la escuela en Estados Unidos, y luego trabajó como cosmetologa. Pero tener el ejemplo de su madre cursando una carrera universitaria la inspiró, y siguió por el mismo camino dejando a un lado la cosmeteología para inscribirse en la universidad.

“Pensé que la universidad no era para mí y que no podía hacerlo ", dice Katherinn en una nota publicada por su universidad. "Pero cuando mi mamá se inscribió, pensé: Okay, si ella lo está haciendo, yo también tengo que hacerlo".

“Eso fue lo que le dije a mi hija. Nunca dejes de soñar”, dice Murillo en la misma nota.

Esta semana, ambas cumplieron su sueño: López-Murillo recibió su diploma universitario en criminología, mientras que Murillo estudió salud pública.

RELACIONADO

Un mejor escenario para quienes se gradúan de la universidad

Estudiantes indocumentados: ayuda financiera para la universidad