Qué es la abducción fetal. Expertos sondean los posibles motivos del asesinato de una joven latina embarazada

¿Qué es la abducción fetal? Expertos explican las raras motivaciones psicológicas de algunas mujeres para matar a una embarazada y robarse a su bebé.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

Es un crimen horrible. Pero es lo suficientemente común para tener su propio nombre: abducción fetal.

Marlén Ochoa López, de 19 años, fue a la casa de una extraña porque le dijeron en la red social Facebook que estaban regalando ropa de bebé. Tenía nueve meses de embarazo. Cuando llegó, la ahorcaron y le sacaron al bebé del vientre de un tajo.

El caso, dicen los expertos consultados por la agencia de noticias The Associated Press, tiene muchas similitudes con otros 30 casos de las últimas tres décadas.

De los 30 casos documentados entre 1987 y 2015, la mayoría de las madres fueron asesinadas. También las vigilaban o las atrajeron a un lugar con promesas falsas, como suministros gratis, explicó Kenna Quinet, profesora asociada de justicia criminal en la Universidad de Purdue en Indianapolis.

  • Fotografía proporcionada por el Departamento de Policía de Chicago de Desiree Figueroa (hija de Clarisa Figueroa), acusada de la muerte de Marlén Ochoa López.
  •  

Quinet, coautora del libro de texto sobre homicidios, La voluntad de matar: comprendiendo el homicidio sin sentido, dijo que era tan ilógico como horroroso. Hasta donde sabe no hay un solo caso de “homicidio por cesárea”, como lo llama, en que el criminal no haya sido descubierto.

Get the noticias newsletter.

“Claramente, no te vas a salir con la tuya en esto”, dijo. “Estas mujeres claramente son delirantes

La policía cree que el bebé de Ochoa fue retirado a la fuerza después de su asesinato dentro de la casa. Tres personas fueron puestas bajo custodia, incluida una mujer que había hablado al número de emergencias 911 diciendo que acababa de tener un bebé y necesitaba ayuda, dijo la policía.

Una vecina de nombre María que habló con Noticias Telemundo dijo que la mujer que vivía en esa casa una vez le aventó restos de animales muertos. “Como que una brujería. Está loca ésta, dije yo”, contó María.

Las autoridades aún no proporcionan un motivo para el crimen.

Quinet dijo que la mayoría de las veces las perpetradoras de este crimen manifiestan "un intento psicótico, controlador y extremadamente disfuncional de mantener a un hombre en una relación". Otras veces están sufriendo lo que Quinet llama "maternidad por aproximación". Ese es también el nombre de una sección en su libro y una obra de teatro sobre el síndrome de Munchausen por aproximación, una forma de abuso donde la persona que se supone debe cuidar de otro se inventa o causa la condición.

Los casos de abducción fetal se presentan en promedio una vez al año, con algunas brechas. Incluso sucedió antes en Chicago, en 1995. Ese bebé casi a término sobrevivió, pero la madre, Debra Evans y dos de sus otros hijos fueron asesinados. Tres personas fueron condenadas.

La investigación de Quinet muestra que la mayoría de los bebés sobreviven, pero muchos menos de sus madres lo hacen. Encontró a ocho mujeres que lo hicieron, incluida una que escapó y mató a la mujer que intentaba matarla y llevarse al bebé.

Quinet dijo que no puede encontrar un caso definitivo antes de 1987. Dijo que eso se relaciona con un momento en que los hospitales aumentaron su seguridad, disminuyendo significativamente el número de recién nacidos robados de las salas de maternidad o unidades neonatales.

Fotografía proporcionada por el Departamento de Policía de Chicago de Piotr Bobak, acusado de ocultar un homicidio en el caso de Marlén Ochoa López.

Si bien la abducción fetal persiste, dijo que es importante tener en cuenta que sigue siendo poco frecuente y no muestra signos de aumento.

"Si considera un evento extremadamente raro de millones de mujeres al año que están embarazadas, no habría forma de que, como individuos, pudiéramos llevar este riesgo a cero", dijo. "Creo que es tan bajo como podemos esperar que sea".