Munira Abdulla, la mujer que despertó tras 27 años en estado vegetativo

Esta madre fue en 1991 a recoger a su hijo Omar, de 4 años, al colegio cuando tuvieron un accidente de tránsito. Un autobús chocó contra el vehículo en el que viajaban. Su hijo, en los brazos de su madre, apenas sufrió un moretón en la cabeza. Pero Abdulla entró en coma

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una mujer de Emiratos Árabes Unidos, que aparentemente despertó después de pasar 27 años en estado vegetativo, ha acaparado esta semana los titulares internacionales. Pero según señala uno de los doctores alemanes que atendió a esta mujer su caso es raro pero no único. Estos son los detalles de su caso:  

El diario The National de Abu Dabi publicó este lunes la historia de Munira Abdulla. El periódico reportó que la mujer fue en 1991 a recoger a su hijo Omar, de 4 años, al colegio  cuando tuvieron un accidente de tránsito. Un autobús escolar chocó contra el vehículo en el que viajaban. Su hijo, en los brazos de su madre en el momento del accidente, apenas sufrió un moretón en la cabeza pero Abdulla sufrió una grave lesión cerebral. 

La mujer tenía en entonces 32 años quedó en coma y los médicos creían que probablemente nunca volvería a abrir los ojos. Pero su hijo Omar, que ahora tiene la misma edad que su progenitora cuando sufrió el accidente, le ha contado a este diario que su madre recuperó el conocimiento el año pasado en un hospital de Alemania. Una fotografía muestra a Abdulla en silla de ruedas mientras visita la Gran Mezquita en Abu Dabi, lugar donde reside actualmente. 

Un doctor que atendió a Abdulla, Friedemann Mueller, especialista en neurología, ha hablado con el sitio web alemán Spiegel Online para aclarar el caso. Explica que hasta hace poco su paciente se encontraba en un estado de “conciencia mínima”, durante el cual podía abrir los ojos y concentrarse brevemente en algo, como el rostro de su hijo. 

Mueller aclaró al diario alemán que el estado vegetativo de Abdulla no debería confundirse con un coma. “Ningún paciente simplemente despierta de un coma después de 27 años”, dice.  “El estado físico y mental de la paciente mejoraron enormemente en unas cuantas semanas”, añadió. “Ahora puede interactuar conscientemente con su ambiente y participar nuevamente de su vida familiar”. 

Durante todos sus años en hospitales, Abdulla fue alimentada por un tubo y fue sometida a fisioterapia para evitar que sus músculos se atrofiaran. Después de que fuera transferida a Alemania, Mueller dijo que los doctores adoptaron una postura holística con su tratamiento: controlando sus contracciones musculares, cambiándole los medicamentos que recibía para la epilepsia y utilizando fisioterapia que le permitía salir de su habitación en una silla de ruedas para que pudiera recibir más estímulos, como escuchar el canto de las aves. 

Mueller afirmó que los cambios no fueron repentinos, sino graduales. Después de un tiempo, ella fue capaz de abrir la boca cuando se lo pedían, después pudo decir el nombre de su hijo, saludar a los doctores y recitar algunos versos del Corán. 

“El caso es muy raro, pero no es único”, declaró Mueller según Spiegel Online. Hizo referencia a un paciente de Virginia Occidental que comenzó a hablar nuevamente después de 20 años. 

Mueller dijo que el caso de Abdulla ofrece esperanza a pacientes con condiciones similares, pero no hay garantías de mejoría, en especial para las personas que han sufrido de daño cerebral debido a la falta de oxígeno.