Este hombre se escondió semanas en el ático de su ex novia. Ella no se dio cuenta… hasta que fue tarde

La mujer dice que notaba cosas extrañas, como si hubiera un fantasma o alguien más en la casa. Pero ignoró su intuición. Fue un grave error.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Durante semanas, esta mujer notó fenómenos extraños en su casa: encontraba una manta en el suelo del sótano, adonde nadie entraba, o el asiento del retrete aparecía subido, aunque allí sólo vivía ella con sus dos hijas.

“Tenía una intuición, pero la ignoré, la deseché”, explica a la emisora WPXI, “no quería parecer paranoica, pero debería haberme fiado de mis instintos, tenía razón”.

Durante tres semanas, tuvo la sensación de que había una persona desconocida viviendo en su casa en Pittsburg (Pennsylvania).

Get the noticias newsletter.

No temía a los fantasmas: temía a su ex novio, Cary Cocuzzi.

La mujer, de 37 años (su identidad no se ha difundido para protegerla), había logrado una orden de protección contra él (que expiró el 25 de marzo).

Pero el pasado sábado a mediodía escuchó un ruido extraño mientras estaba en la cocina limpiando, como si hubiera un gato en el piso de arriba, y cuando subió a investigar se encontró a su ex novio, de 31 años, en su dormitorio.

Huyó a la carrera cuando él la atacó, y vecinos llamaron al teléfono 911 de emergencias. Estaba aterrorizada porque él ya había intentado violarla antes, pero lo peor estaba por saberse aún.
Tras echarle de casa y obtener una orden de alejamiento, el hombre no se marchó sino que se quedó durante semanas viviendo en su ático, escondido encima de las habitaciones de la mujer y de sus hijas.

Según informa el diario The Washington Post, el hombre, al que la policía encontró escondido debajo de una pila de ropa, confesó que llevaba dos semanas viviendo allí “porque estaba cansado de no tener casa y quería un sitio donde quedarse”.

No tenía llave, pero descubrió una forma de entrar a escondidas por la puerta trasera. La mujer cree que su ex novio llevaba hasta tres semanas allí.

Ahora el hombre se enfrenta sólo a un acusación de robo y otra por una falta menor, sujetar a alguien de forma peligrosa, según el citado diario.