La Patrulla Fronteriza encuentra en la frontera a un niño abandonado con un número de teléfono en sus zapatos

Agentes han llevado al niño de tres años a una estación fronteriza de EEUU y están tratando de encontrar a sus padres usando el número escrito en sus zapatos, dijeron las autoridades.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

WASHINGTON- Agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos encontraron a un migrante de 3 años solo en un campo de maíz en la frontera entre México y Texas el martes por la mañana, según funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza.

Los funcionarios dijeron que el niño, que estaba en apuros y llorando cuando los agentes lo encontraron en el Valle del Río Grande, cerca de Brownsville, Texas, fue identificado solo por un número de teléfono y un nombre escrito en sus zapatos.

Los agentes han llevado al niño a una estación fronteriza de los Estados Unidos y están tratando de encontrar a sus padres usando el número de sus zapatos, dijeron los funcionarios. Hasta el momento, no han tenido éxito y están en proceso de transferir al niño al cuidado de Salud y Servicios Humanos.

Get the noticias newsletter.

Un agente fronterizo de EEUU Tansporta a un niño de tres años que, según el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de EEUU fue encontrado en un campo de maíz en el Valle del Río Grande, cerca de Brownsville (Texas) el 23 de abril de 2019. Foto: Aduanas y Protección Fronteriza vía NBC News

Rudy Karish, el principal agente de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande, dijo que cree que los traficantes dejaron al niño. Karish dijo que cree que el niño estaba con un grupo más grande. Cuando el grupo fue encontrado por agentes, los adultos huyeron y dejaron al niño solo.

El niño miró películas en la estación fronteriza y parece estar de buen humor, dijo Karish.

El incidente marca un punto crítico en el creciente número de familias y niños que cruzan la frontera en los últimos meses. En marzo, un total de 8.975 niños que viajaban sin sus padres, pero la mayoría de ellos en grupos, fueron detenidos en la frontera sur. El número de familias que cruzan también ha aumentado, con 53.077 padres e hijos cruzando la frontera juntos el mes pasado.

En diciembre, dos niños pequeños murieron bajo custodia de Aduanas y Protección Fronteriza poco después de llegar a Estados Unidos con sus padres.

El viaje al Valle del Río Grande de Texas ha sido arduo pero popular, ya que los inmigrantes arriesgan aguas peligrosas para flotar o nadar a través del río desde México hasta Texas.

Los agentes de la frontera todavía están buscando a los padres del niño o cualquier persona que pueda proporcionar más información.

RELACIONADO: Un año después, ¿qué queda de la política de "tolerancia cero" de Trump?