Este niño estadounidense desayunaba en un hotel de Sri Lanka cuando se desató el caos. Es una de las víctimas

Kieran Shafritz de Zoysa, que habría cumplido 12 años en agosto, se había mudado una temporada al país de origen de su madre. "Solo estaba un pie en la dirección equivocada", dijo el padre a NBC News. UNICEF dijo que al menos 45 niños murieron en el ataque

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un estudiante de quinto grado de Washington, D.C. se encuentra entra de las víctimas de los mortales atentados del domingo de Pascua en Sri Lanka que mataron al menos a 321 personas e hirieron a otras 500. 

Kieran Shafritz de Zoysa, que habría cumplido 12 años en agosto, se había dado de baja un tiempo de la escuela Sidwell Friends para estudiar y vivir en Sri Lanka, de donde es originaria su madre. Este colegio cuenta con destacados alumnos como Chelsea Clinton y Malia y Sasha Obama. 

El padre de Kieran, Alexander Arrow, le ha contado a NBC News que su hijo estaba desayunando en el hotel Cinnamon en Colombo cuando un terrorista suicida entró y detonó su mochila. La madre y la abuela del niño sobrevivieron. Según UNICEF, al menos 45 menores murieron en el ataque. 

Alexander Arrow y su hijo Kieran Shafritz de Zoysa en diciembre/ Vía NBC News

 

Get the noticias newsletter.

"Kieran estaba solo un pie en la dirección equivocada", dice el padre y agrega que habían intercambiado mensajes de texto con el pequeño menos de una hora antes de la explosión del domingo. 

Arrow cuenta que el menor recibió el golpe de tres piezas de metralla. Una entró en su corazón. Cuando llegó al hospital, no tenía pulso.  

Hablando desde Nevada, el padre explica que el pequeño soñaba con convertirse en neurocientífico. "Quería tratar el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas que no tienen cura y sé que lo habría hecho". 

Kieran estaba completando su último semestre en una escuela de Sri Lanka y estaba ansioso por regresar a Washington cuando ocurrieron las explosiones. "Los terroristas no tenían idea de a quién mataban ... a quien golpearon era una persona increíble que iba a hacer grandes cosas".

 

OTRAS VÍCTIMAS ESTADOUNIDENSES

 

Los ataques casi simultáneos fueron perpetrado el domingo de Pascua contra iglesias y hoteles. El Gobierno de Sri Lanka había señalado este lunes como responsable de los atentados un grupo islamista nacional, el National Thawheed Jamaat, con el apoyo de alguna organización exterior, y este martes el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha reivindicado la autoría. 

 

 

Entre los asesinados también hay dos hermanos adolescentes que eran ciudadanos de los Estados Unidos y de Reino Unidos. Amelie Linsey, de 15 años, y Daniel Linsey, quienes vivían en Londres, fueron asesinados mientras desayunaban en el hotel Shangri-La en el último día de unas vacaciones familiares. 

Dieter Kowalski, de 40 años y originario de Denver, estaba este domingo por un viaje de trabajo en el hotel Cinnamon y fue confirmado el lunes como otro de los estadounidenses que murieron en las explosiones. El Departamento de Estado dijo que varios ciudadanos estadounidenses también resultaron gravemente heridos.