Trump recibió preguntas muy peligrosas de Mueller: su estrategia fue no negar los hechos sino ‘olvidarlos’

En más de 30 ocasiones, el presidente responde “no lo recuerdo” ante el interrogatorio muy comprometedor del fiscal especial Robert Mueller

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El fiscal especial Robert Mueller renunció a interrogar en persona al presidente, Donald Trump, dentro de su investigación sobre conspiración con Rusia y obstrucción a la justicia. En su lugar, y para evitar quizá una larga batalla legal ante la negativa de la Casa Blanca a una entrevista personal, Mueller envió un cuestionario para que Trump, con la asistencia de su equipo legal, lo respondiera.

El Departamento de Justicia ha publicado hoy las respuestas del presidente dentro del informe con el que concluyeron casi dos años de pesquisas.

Get the noticias newsletter.

Mueller le preguntó por la reunión del 9 de junio de 2016 en la que su hijo mayor, Donald Trump Jr.; su yerno y principal asesor en la Casa Blanca, Jared Kushner; y su ex jefe de campaña, Paul Manafort, se encontraron con una abogada rusa, Natalia Veselnitskaya; y por su relación con un millonario ruso, Emin Agalarov, que participó en la organización de esta reunión. De este encuentro, celebrado en la torre Trump de la quinta avenida de Nueva York, el equipo de campaña del entonces candidato republicano esperaba sacar información comprometedora contra su rival demócrata, Hillary Clinton.

La respuesta de Trump fue que no recuerda la respuesta a esas preguntas, una afirmación que repite en 10 ocasiones, aludiendo a que sucedió hace más de dos años, y que fueron meses muy movidos en una campaña que avanzaba a ritmo muy rápido, y tenía muchas llamadas e interacciones diarias.

Se le pregunta además por el anuncio que hizo el 7 de junio, avisando que la semana siguiente daría un discurso con información presuntamente comprometedora sobre Clinton.

Según Trump, planeaba hacerlo a partir de información disponible públicamente; finalmente prefirió centrar su discurso en temas de seguridad nacional, lo que achaca a que el 12 de junio tuvo lugar el atentado contra el club Pulse en Florida.

Concluye Trump diciendo que no recuerda que nadie le dijera que el presidente ruso, Vladímir Putin, apoyaba su candidatura, pero sí admite que era consciente de informes que mencionaban halagos de Putin hacia su persona.

Sobre el esfuerzo coordinado del Gobierno ruso por interferir en las elecciones de 2016, Mueller pregunta a Trump si sabía que la página web WikiLeaks iba a publicar correos confidenciales de Clinton robados de sus computadoras, y si se le ofreció esa información o tuvo algo que ver en su obtención.

También se le pregunta por qué el 27 de julio, cinco días después de que se conocieran los correos, pero cuando aún nadie sabía que detrás de la filtración estaba el Gobierno ruso, Trump pidió en un acto público a Rusia que consiguiera más información sobre Clinton.