Una azafata cae en coma por sarampión tras un vuelo internacional

Esta asistente de vuelo ha pasado 10 días en un coma profundo. Su infección es muy contagiosa. Ahora, los pasajeros de este vuelo también podrían estar contagiados

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una asistente de vuelo israelí que contrajo sarampión en la Ciudad de Nueva York ha estado en coma por 10 días luego de su regreso a Israel, reportó este miércoles la cadena CNN.

El contagio ha llamado la atención pública por los brotes de esta enfermedad mortal tanto en Nueva York como en Israel, dos lugares en donde los contagios han aumentado alarmantemente.

“Ha estado en un estado de como profundo por 10 días y ahora sólo estamos esperando que pase lo mejor”, dijo Itamar Grotto a CNN, el ministro de Salud de Israel.

La azafata de 43 años presenta un cuadro de encefalitis, una inflamación del cerebro que se desarrolla en casos graves de sarampión.

Las autoridades sanitarias pidieron a los pasajeros del vuelo de El Al Airlines del 26 de marzo que partió del aeropuerto John F. Kennedy con destino al aeropuerto internacional de Tel Aviv que acudan "inmediatamente" a un médico si presentan algunos de los síntomas como fiebre, tos seca, resfrío, manchas blancas, dolor de garganta o conjuntivitis.

Hasta ahora no se ha podido determinar si la mujer se contagió en Nueva York, durante el vuelo o en Tel Aviv; aunque las autoridades creen que es poco probable que haya esparcido la enfermedad a otras personas en el avión.

Get the noticias newsletter.

La azafata fue hospitalizada el 31 de marzo en Tel Aviv.  Desde entonces, su condición ha empeorado.

"Sabía que esto iba a pasar tarde o temprano", dijo el doctor William Schaffner a CNN, en referencia al aumento en los brotes de sarampión en Estados Unidos, un especialista en infecciones que asesora al Gobierno estadounidense. 

El contagio ha puesto de manifiesto los problemas de vacunación que enfrentan tanto las autoridades de Nueva York como las de Israel. En este último, se estima que unas dos millones de personas no cuentan con todas sus vacunas contra el sarampión.

Muchos judíos ortodoxos rechazan las vacunas por sus creencias religiosas.

En Nueva York, al menos 285 casos de sarampión se han reportado desde octubre, la gran mayoría entre los miembros de las comunidades judías ortodoxas en Brooklyn.

El alcalde Bill de Blasio declaró una emergencia de salud pública la semana pasada y ordenó que las personas no vacunadas lo hicieran o enfrentaran una multa.

La mayoría de las personas que contraen el sarampión no han sido vacunadas, según los CDC. Si una persona tiene la enfermedad, debido a que es altamente contagiosa hasta el 90% de las personas cercanas a ella se infectarán si no son han sido vacunadas, advirtieron los CDC.

Más de medio millar de personas se han contagiado de sarampión en lo que va de año en Estados Unidos, el segundo número más alto de casos reportados en el país desde que la enfermedad fue declarada como erradicada en 2000, informaron las autoridades sanitarias.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron un aumento de casi el 20% en el número de personas con casos confirmados de sarampión en la semana desde el 4 de abril.

El brote en Estados Unidos se debe en parte al movimiento contra la vacunación, conocido en inglés como antivaxxer, que alega que las vacunas provocan autismo, aunque esto ha sido desmentido exhaustivamente por los científicos y médicos.