Graduada DACA se muda a México por su propia voluntad

Estaba harta de vivir con miedo a que la Migra llegará a tocar la puerta de su casa

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Cansada de sentirse atrapada y vivir con ansiedad, Madai Zamora, beneficiaria de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), decidió regresar a México, el país que la vio nacer y del que no tenía ni un recuerdo vago porque lo dejó cuando apenas tenía tres años.

“Desde que tenía 18 años y estaba en la preparatoria (secundaria), comencé a sentirme frustrada y a pensar en qué hacer para regresar a México”, dice.

Un sentimiento que se agravó con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.

“Desde noviembre de 2016 cuando se anunció que Trump iba a ser presidente, mis compañeros y yo nos sentimos decepcionados. Y ahora, ¿qué hacemos?”, recuerda que se preguntaban.

Narra que empezó a sentirse en conflicto consigo misma. “En mi mente, yo ya no quería estar allá. Me sentía ansiosa, enojada. Todo estaba en el aire. Estaba harta de no saber qué iba a pasar y de la retórica antiinmigrante”,

Madai había vivido 21 años en Estados Unidos, diez en California y once en Carolina del Norte. Vivía con su mamá y sus hermanos. 

Madai Zamora tiene nueves meses que regresó a vivir a México. (Foto suministrada).

Se graduó con una doble especialidad en inglés y español en la Universidad Johnson C. Smith de Carolina del Norte con el sueño de convertirse en maestra de inglés. Había renovado en dos ocasiones el DACA, pero sentía sobre sí misma un futuro muy incierto.

Cuenta que en Carolina del Norte, a donde su familia se mudó cuando ella tenía 13 años, tras vivir diez años en California, las cosas eran difíciles para los inmigrantes. “Tienes que pagar colegiaturas para la universidad como si fueras de otro estado”, platica. Además los beneficiarios de DACA no podían solicitar una licencia para ejercer como maestros.

En lugar de que el DACA le trajera cierto alivio, se sintió muy nerviosa cuando lo solicitó.

“Todos estaban súper contentos, pero en mi mente yo que soy bien escéptica, decía qué va a pasar cuando Obama ya no sea presidente, nos van a dejar DACA o nos lo van a quitar. Y dicho y hecho, Trump llegó y lo canceló. Ahora no sabemos lo qué va a pasar”, dice. Además un miembro cercano de su familia había sido arrestado en las redadas de ICE. “Eso nos afectó muchísimo. Vivíamos con miedo de que la Migra tocara la puerta. Y vivía en un pueblo en Carolina del Norte donde ya no se sentía bienvenida”.

Madai nació en Tlaxcala, México hace 27 años, pero en lugar de regresar a su ciudad natal,  decidió irse a vivir a San Luis Potosí porque es una ciudad que considera está creciendo mucho y en la que se han establecido muchas compañías internacionales. “Necesitan personas que hablen inglés y hay muchas oportunidades de trabajo”, dice.

Recién se mudó en junio de 2018, consiguió trabajo en una escuela primaria particular, pero está en espera de una oportunidad para ser maestra de inglés en una preparatoria (secundaria).

“Si me ha costado adaptarme. Me cuesta hablar español”, confiesa.

Ha tenido que ajustar su mentalidad a ganar en pesos en lugar de dólares. “Uno no puede comparar pesos con dólares”, dice.

Pero si bien ya no gana en dólares, el costo de vida en México lo compensa, dice. “Las rentas son mucho menores en San Luis Potosí.  La vida aquí es diferente. En Estados Unidos nunca habría podido sobrevivir sin trabajar algunos meses y  sentirme que me estaba ahogando o quedándome con una gran deuda”, dice.

Madai regresó a México con su compañero que también es DACA y allá se casaron. “Con las pocas clases que hemos conseguido, estamos bien económicamente”, dice.

Lo que más le gusta de México es la comida, pero lo mejor de todo, es que ya no vive con ese miedo y ansiedad a migración, y a una deportación.

“Claro extraño a mis amigos y a mi familia que se quedó allá”, dice.

Madai Zamora posa frente al Palacio de las Bellas Artes en la ciudad de México. (Foto suministrada)

¿No te has arrepentido de haber regresado a  México?

“Mis amigos en Estados Unidos siempre me preguntan eso, y la gente que conozco acá también. La verdad que no me arrepiento, más cuando miro las noticias con todo lo que está pasando con migración”, dice.

Está convencida de que tomó la decisión correcta, y ya lleva nueve meses en México.

También dice que sus amigos, le preguntan por la violencia y el crimen. “Siento que las noticias exageran porque como en todas las grandes ciudades, uno tiene que cuidarse. No voy a minimizar que existe, pero no es mayor que el crimen que hay por ejemplo en el este de Los Ángeles”, dice.

Por otra parte,  revela que también muchos le preguntan que si le gustaría regresar a Estados Unidos.

 “Lo que quisiera es ser profesora de inglés en una universidad en México. Sé que necesito una maestría para eso, y aunque me tarde, la voy a hacer”, asegura.

Y cuenta que cuando creces en Estados Unidos, “siempre te dicen que puedes hacer lo que tú quieras, pero llega un momento donde eso no puede pasar por falta de documentos y de recursos”.

Tras pensarlo un poco, confiesa que claro que que sí le gustaría regresar a Estados Unidos algún día, pero para visitar a sus amigos y familia, porque algunos aunque sean ciudadanos, por falta de dinero, no pueden ir a México.

Madai asegura que ella y su esposo, están felices por la decisión de regresar por su propia voluntad a México.

Debido al cúmulo de preguntas que ha recibido por parte de amigos y conocidos en Estados Unidos, tras haberse mudado a México, decidió crear un canal de YouTube para contestar todas las inquietudes y contar su experiencia. La puedes encontrar como Diary of a native foreigner.