Un guardia costero quería matar a los líderes demócratas, periodistas y estrellas de TV

"Estoy soñando con una forma de matar a casi todas las personas del mundo", escribió este declarado supremacista blanco que guardaba un coctel de drogas y armas en casa.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un teniente de la Guardia Costera que trabajaba en la capital vivía una segunda vida secreta como un “terrorista doméstico” que aspiraba a cometer un asesinato en masa e incluso compiló una lista de objetivos con destacados políticos y periodistas, revelaron fiscales federales en documentos judiciales.

Christopher Paul Hasson fue arrestado el 15 de febrero por cargos de drogas y armas, pero los fiscales dijeron en un memorando de detención esta semana que pretendía "asesinar a civiles inocentes en una escala rara vez vista en este país".

Ha tenido puntos de vista extremistas durante años, indican los documentos judiciales, que también revelan que leyó el manifiesto de ANDERS Breivik, un supremacista blanco noruego que asesinó a 77 personas en 2011 en un acto terrorista.

Desde enero de 2017 hasta enero de 2019, "el acusado hizo búsquedas en línea e hizo miles de visitas a publicaciones pro-rusas, neofascistas y neonazis", señaló el documento.

"Estoy soñando con una forma de matar a casi todas las personas del mundo",  se lee en un borrador de correo electrónico encontrado en su computadora. "Creo que una plaga sería más exitosa, pero ¿cómo puedo adquirir la gripe española necesaria, el botulismo, el ántrax? No estoy seguro todavía, pero encontraré algo".

En otra carta a él mismo que se encuentra en su computadora, los documentos de la corte dicen: "Soy un nacionalista blanco desde hace mucho tiempo, habiendo sido un skinhead hace más de 30 años antes de mi paso por el ejército".

La Guardia Costera lo notificó debido a las búsquedas que hacía en Internet en sitios web extremistas en el trabajo, dijo un oficial federal de la ley a la cadena NBC News.

"No estaba tan sorprendido de ser arrestado, pero estaba preocupado por que la policía entrara a su casa", dijo el funcionario.

Una búsqueda en su residencia de Silver Spring, Maryland, descubrió 15 armas de fuego y 1.000 rondas de municiones, dicen los documentos judiciales.

Consumía el narcótico tramadol y tenía almacenadas 30 botellas con hormonas de crecimiento humano.

La combinación de drogas y armas era una de las principales preocupaciones de los agentes federales.

Los fiscales también alegaron que Hasson estaba siguiendo el manifiesto de Breivik, buscando “objetivos en líderes políticos, en medios, de la cultura y de la industria”.