Bernie Sanders anuncia su candidatura a las elecciones presidenciales de 2020

El político, cuyas apuestas van desde la atención sanitaria universal a matrículas universitarias gratuitas, sacudió el establishment demócrata en 2016 con su enérgico desafío a Hillary Clinton. Aunque esta fue finalmente la candidata a la Casa Blanca, la campaña de Sanders ayudó a sentar las bases para el giro a la izquierda que ha dominado la política de la formación en la era Trump

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

Bernie Sanders, cuya revolucionaria campaña presidencial de 2016 reformó la política demócrata, entra de nuevo en la carrera presidencial. El senador independiente por el estado de Vermont ha confirmado este martes a la cadena de radio pública de Vermont que concurrirá por segunda vez en las primarias demócratas para lograr la candidatura presidencial en las elecciones de 2020. Sanders, que se define como un "demócrata socialista", compitió en 2016 por la nominación demócrata en unas primarias que finalmente ganó Hillary Clinton.

Get the noticias newsletter.

"Nuestra campaña no trata solo de derrotar a Donald Trump", dice el senador, de 77 años, en un correo electrónico enviado a sus seguidores. "Nuestra campaña tiene que ver con transformar nuestro país y crear un gobierno basado en los principios de la justicia económica, social, racial y ambiental", añade.

 

El político, cuyas apuestas van desde la atención sanitaria universal a matrículas universitarias gratuitas, sacudió el establishment demócrata en 2016 con su enérgico desafío a Hillary Clinton. Aunque esta fue finalmente la candidata a la Casa Blanca, la campaña de Sanders ayudó a sentar las bases para el giro a la izquierda que ha dominado la política de la formación en la era Trump.

La cuestión ahora es si Sanders conseguirá prevalecer sobre un nutrido grupo de aspirantes a la candidatura demócrata que son próximos a sus ideas políticas pero nuevos en el panorama político nacional. La situación es muy distinta a la de 2016, cuando Clinton era su única adversaria progresista.

Sin embargo, no hay duda de que Sanders será un formidable aspirante a la nominación demócrata. Logró más de 13 millones de votos en 2016 y ganó docenas de primarias y caucus. Abre su campaña con una organización a nivel nacional y una operación para recaudar fondos a pequeña escala de éxito probado.

"Hace tres años, durante nuestra campaña de 2016, cuando presentamos nuestra agenda progresista nos dijeron que nuestras ideas eran 'radicales' y 'extremas'", dice Sanders a sus seguidores.  "Juntos, tú y yo y nuestra campaña de 2016 comenzamos la revolución política. Ahora es el momento de completar esa revolución e implementar la visión por la que luchamos", añade.