Un tercer migrante muere en Texas bajo custodia de la Patrulla Fronteriza

Un inmigrante mexicano de 45 años perdió la vida este lunes mientras se encontraba hospitalizado en Texas y bajo custodia de la Patrulla fronteriza.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Un inmigrante indocumentado de 45 años falleció este lunes en el McAllen Medical Center, en Texas, mientras se encontraba bajo custodia de la Patrulla Fronteriza después de haber cruzado la frontera de manera ilegal.

De acuerdo a un comunicado de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), el hombre, de origen mexicano y de 45 años, había sido arrestado el 2 de febrero por tratar de reingresar al país por las cercanías del puerto de entrada de Roma, en donde solicitó asistencia médica.

"Los Servicios Médicos de Emergencia del condado de Starr transportaron a la persona al Mission Regional Medical Center, en Texas. La persona fue autorizada para viajar y regresó a la estación de Patrulla Fronteriza de la ciudad de Río Grande", explica el comunicado.

Al día siguente, el 3 de febrero, tras un chequeo de asistencia social, el individuo, que no ha sido identificado, volvió a solicitar asistencia médica y fue trasladado al McAllen Medical Center, en donde fue diagnosticado con cirrosis hepática e insuficiencia cardíaca congestiva. Allí permaneció ingresado hasta el 18 de febrero.

Poco antes de las 9 a.m. de este lunes, el inmigrante falleció. Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte, por lo que se ha iniciado una investigación que cumple con la política de la Oficina de Responsabilidad Profesional de la CBP.

“Esta pérdida de vidas es trágica. Nuestras condolencias van a la familia y seres queridos. La CBP mantiene su compromiso de garantizar el tratamiento seguro y humano de quienes se encuentran bajo nuestra custodia ", señaló Andrew Meehan, Comisionado Adjunto de Asuntos Públicos, Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

De acuerdo al documento, la CBP ha notificado del suceso al gobierno mexicano, a la oficina del Inspector General de Departamento de Seguridad Nacional y a los miembros del Congreso, según los procedimientos que se ejecutan cuando ocurre una muerte bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza.

La muerte de este inmigrante mexicano se suma a la de la menor guatemalteca Jakelin Caal, de 7 años, quien fue arrestada junto a su padre el 6 de diciembre en el desierto de Nuevo México por intentar llegar a Estados Unidos ilegalmente y murió dos días después bajo custodia de la CBP.

Y también al caso del menor Felipe Alonzo, de 8 años, quien falleció el 25 de diciembre en manos de la CBP tras haber sido detenido el 18 de diciembre junto a su padre en El Paso, Texas, después de haber ingresado a territorio estadounidense de manera ilegal.