Examinan a un paciente para determinar si tiene Ébola en un hospital de Pensilvania

La institución médica no cree que el paciente tenga el virus pero sigue tomando todas las precauciones
El hospital de la Universidad de Pensilvania en una foto de archivo.
El hospital de la Universidad de Pensilvania en una foto de archivo. Vía NBC News / Vía NBC News

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El hospital de la Universidad de Pensilvania (HUP) está realizando pruebas a un paciente para determinar si tiene el virus del Ébola, según han informado funcionarios a primera hora de este miércoles.  

El centro ha dicho que la evaluación se está realizando "bajo una gran cantidad de precauciones", según el jefe médico del centro, el doctor PJ Brennan. De acuerdo con las leyes de privacidad, los funcionarios del hospital no revelaron ningún detalle sobre el paciente, pero dijeron que no creían, por ahora, que el paciente tenga este virus potencialmente mortal. "Las pruebas preliminares indican que el paciente tiene otra afección", ha añadido el doctor. En cualquier caso, el centro está tomando todas las precauciones.  

"Los equipos clínicos del hospital han recibido una amplia formación ante la posibilidad de atender a un paciente con el virus desde la aparición del virus en Estados Unidos en 2014", añade el doctor. El mes pasado, en Nebraska, un hombre fue monitoreado por una posible exposición al virus tras un viaje a África. Fue dado de alta tras 21 días de monitoreo y después de determinar que no presentaba ningún síntoma.  

La enfermedad por el virus del Ébola, antes llamada fiebre hemorrágica, es una enfermedad grave, a menudo mortal, con una tasa de letalidad de hasta 90%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La mayoría de los casos son provocados por la transmisión de una persona a otra (o después de tocar objetos que están contaminados), que se produce cuando sangre u otros fluidos o secreciones corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas infectadas ingresan en el cuerpo de una persona sana a través de heridas en la piel o de membranas mucosas (ojos, la nariz o la boca).

La mayor epidemia de Ébola comenzó en 2014 y duró hasta 2016, afectando a países de África occidental como Sierra Leona, Liberia y Guinea, y causó la muerte de más de 11,300 personas. La enfermedad por ahora no tiene una cura específica combrobada.