Declaran estado de emergencia en zonas "anti-vacunas" en Washington por brote de sarampión

De acuerdo a un informe, algunos niños no han recibido las vacunas necesarias debido a las creencias religiosas y filosóficas de sus padres.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

Las autoridades del estado de Washington han emitido un estado emergencia de salud pública debido al brote de sarampión que se está extendiendo por zonas cercanas a Portland, Oregón, que son consideradas "anti-vacunas".

Hasta el momento, y desde el pasado 1 de enero, se han confirmado 23 casos de sarampión de personas de entre un año de edad hasta los 29. De ellos, un caso ha sido hospitalizado.

De acuerdo a un comunicado publicado por el Departamento de Salud Pública del condado Clark, al menos 20 de las personas que contrajeron este virus no habrían recibido vacunas para evitarlo, señala The Hill.

Get the noticias newsletter.

Un informe de The Washington Post señala que este condado, que se encuentra al otro lado del río Columbia, es un punto delicado para los brotes debido a el alto número de personas que no recibe las vacunas necesarias.

Por su parte, mientras que algunos menores no pueden recibir las vacunas debido a ciertas condiciones médicas, otros dejan de ponérselas por las creencias religiosas de sus padres. De acuerdo a CBS News, uno de estos mitos está asociado al tabú de que las vacunas están relacionadas con el autismo.

Sin embargo, varios estudios aseguran no haber hallado ningún vínculo entre las vacunas y el autismo. 

"Los científicos están investigando los motivos por los cuales un niño puede ser más propenso a sufrir autismo. La mayoría de los científicos concuerdan en que los genes familiares podrían aumentarla probabilidad de que una persona desarrolle autismo. Además están estudiando las conexiones entre el autismo y el lugar en el que vive la persona", asegura. 

Según la página web del Departamento de Salud Pública, el sarampión es una enfermedad altamente contagiosa y potencialmente grave causada por un virus. Se propaga por el aire después de que una persona con sarampión tose o estornuda y puede permanecer en el aire hasta dos horas después de que se haya ido alguien infectado.

"Es realmente horrible, realmente trágico y totalmente prevenible", dijo Peter J. Hotez, profesor de pediatría y decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical en el Baylor College of Medicine.

Un informe publicado por Hotez indica que las áreas metropolitanas consideradas como "vulnerables" incluyen Portland, Phoenix y Detroit.

Algunas de las indicaciones ofrecidas por las autoridades piden a las personas que crean que pueden estar contagiadas con sarampión que llamen a su proveedor de atención médica antes de visitar el consultorio médico para hacer un plan y evitar exponer a otros en la sala de espera.