Cristiano Ronaldo, condenado a dos años de cárcel y una multa millonaria por fraude fiscal

El futbolista ha llegado sonriente al juzgado donde ha reconocido ser culpable de cuatro delitos fiscales cuando era jugador del Real Madrid. "Todo perfecto", ha dicho

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El futbolista Cristiano Ronaldo se ha declarado culpable este martes en un caso de fraude fiscal en España. El delantero de la Juventus de Turín, que enfrentaba cargos por su época en el Real Madrid, ha firmado un acuerdo con la Fiscalía y Hacienda española alcanzado el año pasado. Según el pacto, Ronaldo ha sido condenado a 23 meses de prisión, que no cumplirá, y tendrá que pagar 18,8 millones de euros (21,6 millones de dólares). En España, un juez puede suspender sentencias de dos años o menos para quienes son hallados culpables por primera vez. "Todo perfecto", ha dicho el jugador.

El delantero portugués, que entró risueño al juzgado, ha reconocido haber cometido cuatro delitos fiscales entre 2011 y 2014, por los que defraudó 5,7 millones de euros al fisco (cerca de 6,5 millones de dólares). El juicio apenas ha durado unos minutos al tratarse de una formalidad tras el acuerdo alcanzado previamente que evitará que ingrese en prisión.

Vestido de negro y con gafas de sol, el futbolista ha firmado algún autógrafo antes de realizar el correspondiente paseíllo ante los medios a la entrada del juzgado, que tanto quería evitar cuando el pasado viernes pidió a la Audiencia de Madrid entrar por el garaje para evitar a la prensa.

La fiscalía acusó a Cristiano Ronaldo en 2017 de defraudar 14,7 millones de euros (16,7 millones de dólares) a Hacienda entre 2011 y 2014. El futbolista fue acusado de emplear empresas pantalla fuera del país para ocultar ingresos por sus derechos de imagen. 

Lejos queda ya aquel día en el juzgado de Pozuelo cuando afirmó en su declaración como investigado que "jamás" ocultó nada y que no tuvo "intención de evadir impuestos". Más tarde acabó aceptando el fraude fiscal por recomendación de sus asesores.

Ronaldo se suma así a otros de futbolistas como Luka Modric, Marcelo, Radamel Falcao, Angel Di Maria o Javier Mascherano, que también han incurrido en delitos contra la Hacienda Pública y han llegado a acuerdos con la Fiscalía de cara a reducir posibles penas.