AMLO dice que el sistema de salud está abandonado

El político tabasqueño prometió rescatar al IMSS y al ISSSTE de la corrupción que los paraliza: "los políticos se convirtieron en proveedores de medicamentos"

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este jueves que el sistema de salud pública del país está "fraccionado y abandonado" y propuso su rescate por medio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual tiene una cobertura de 82 millones de personas.
"Se abandonó el sistema de salud pública en los últimos tiempos", dijo López Obrador en la presentación del Plan de Salud del IMSS 2018-2024 en la ciudad mexicana de Morelia, capital del occidental estado de Michoacán.

En México el sistema de salud pública se divide en dos grandes entidades el IMSS (para los trabajadores del sector privado) y el ISSSTE (para los trabajadores del Estado). El primero recibe aportaciones en partes iguales de empresarios, Gobierno y los propios trabajadores, mientras que el segundo se financia con las contribuciones de los trabajadores del Estado y con las aportaciones del Gobierno.

Desde el Gobierno de Vicente Fox (2000-2006 del Partido Acción Nacional, de centro derecha) se creó el Seguro Popular, al que en principio cualquier mexicano sin seguridad social podía inscribirse de manera gratuita y luego ser atendido en el IMSS.

Sin embargo, López Obrador anunció recientemente que este programa sería cancelado. Algo que disgustó a Fox de sobremanera, acusándolo de poner en riesgo "la salud de los más pobres".


López Obrador subrayó que el abandono del sistema de salud fue de una magnitud tal que "está peor que el sistema educativo" del país, que fue prioridad política del gobierno anterior con una reforma educativa ya cancelada por López Obrador.


Estos gobiernos olvidaron "que era necesario reforzar el sistema de salud pública y "ahora nos cuesta más tener que ocuparnos de rescatarlo", apuntó López Obrador, quien este 1 de enero cumplió un mes como presidente de México.


Apuntó que la salud y la seguridad son los retos y desafíos que más lo ocupan, porque se tiene que integrar un sistema que "está fraccionado y con una división evidente".


Actualmente el IMSS tiene 82 millones de usuarios y el Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) dos millones. Adicionalmente, los 32 estados tienen sus propios sistemas de salud, aunque dependen en gran medida de la infraestructura y el presupuesto federal para funcionar.

AMLO, como se llama al mandatario mexicano por sus siglas, se comprometió a que la corrupción en el IMSS, que en el pasado llegó a tal extremo que "los políticos se convirtieron en proveedores de medicamentos", se terminará en su administración y nadie se robará el dinero de las medicinas.


El presidente planteó los retos de mejorar la atención médica de primer nivel en un plazo mínimo de dos años para cuando se pretende que la atención médica en el país tenga niveles similares a Canadá, Dinamarca y Reino Unido.


"Es tan complejo el problema que sería demagógico decir que lo vamos a resolver este año; no podríamos. Tenemos que ir poco a poco", apuntó el presidente.


El IMSS cuenta con 450.000 empleados, lo que le convierte en el más grande instituto de seguridad social de Latinoamérica, informó su director, Germán Martínez en la presentación del plan.