La Cámara aprueba el dinero para el muro de Trump y ahora la ley irá de vuelta al Senado

Trump ha puesto al Congreso, literalmente, entre la espada y el muro. Si los demócratas en el Senado no secundan esta ley que financia el muro, el Gobierno federal cerrará antes de navidad.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La Cámara de representantes ha aprobado 5.700 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo con México, luego de que el presidente, Donald Trump, dijera que no aprobaría la ley presupuestaria sin fondos para su barrera, según reportes de la cadena NBC.

El voto de 217 a favor y 185 en contra de este jueves por la noche pone a la Cámara en desacuerdo con el Senado, que el miércoles por la noche aprobó un proyecto de ley de financiamiento que no incluye el dinero del muro fronterizo.

Antes de ser aprobada la ley deberá pasar nuevamente por el Senado, donde los Demócratas han reiterado que no respaldarán un monto tan elevado para el muro. Si no hay consenso antes de la medianoche del viernes 800.000 trabajadores del Gobierno federal quedarán paralizados o tendrán que trabajar sin recibir pagos.

Después de inusuales reclamos de sus aliados conservadores, el presidente, Donald Trump, declaró el jueves que no firmaría un proyecto de ley para seguir financiando al gobierno porque no proporciona miles de millones de dólares para un muro fronterizo con México.

Las declaraciones de Trump han provocado que el Congreso se divida, justo cuando se termina el tiempo para evitar el cierre del Gobierno federal este fin de semana.

“He dejado mi posición muy clara, cualquier medida que financie el gobierno tiene que incluir seguridad fronteriza, tiene que, no por razones políticas, sino por el país, por la seguridad”, dijo Trump a medios este jueves.

Los conservadores quieren seguir luchando por el dinero para pagar el muro. Quieren que sea el último acto que haga el Congreso que controla el Partido Republicano, antes de que los demócratas tomen el control de la Cámara en enero.

Este miércoles poderosos líderes conservadores tanto en el Congreso como en los medios le advirtieron a Trump que el “derrumbe” de sus promesas de construir un muro en la frontera con México podrían perjudicar sus posibilidades de reelección en 2020.

A las pocas horas de la declaración de Trump, la Cámara controlada por los republicanos votó a lo largo de las líneas del partido para agregar 5.700 millones de dólares a la cuenta de gastos provisional, junto con un paquete de ayuda por desastre de casi 8.000 millones de dólares, que muchos legisladores apoyan debido a los huracanes en el Golfo de México y los incendios forestales de California.

La Cámara de Representantes debía votar este jueves sobre el proyecto de ley general.

El Congreso debe actuar antes del plazo de la medianoche del viernes para financiar partes del gobierno o arriesgarse a un cierre parcial justo antes de Navidad. El Senado ya aprobó una versión simplificada del proyecto de ley, que financiaría al gobierno hasta el 8 de febrero, pero que no incluía dinero para el muro.

Una votación de la Cámara de Representantes para aprobar el proyecto de ley recientemente ampliado enviaría el paquete al Senado, donde sus perspectivas son desalentadoras ante la fuerte oposición de los demócratas. Se necesitan sesenta votos para aprobar el proyecto de ley, nueve más de los que tienen los republicanos. El dinero del muro de Trump a medida que avanza el cierre.

El repentino rechazo de Trump a la legislación aprobada por el Senado, después de días de mensajes contradictorios, envió a los líderes republicanos a luchar por hallar nuevas opciones en el Capitolio.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, al salir de una reunión convocada apresuradamente con Trump y otros legisladores del Partido Republicano en la Casa Blanca, dijo: "Vamos a volver a trabajar para agregar seguridad fronteriza a esto, también para mantener al gobierno abierto, porque queremos ver un acuerdo".

Por la tarde, Trump cambió su terminología, diciendo que no necesariamente exige un muro fronterizo sino "láminas de acero", que es similar a las vallas de seguridad fronterizas ya previstas en el proyecto de ley.

"Les doy un poco de 'láminas de acero'', dijo Trump durante la firma de una ley agrícola en la Casa Blanca. "No usamos la palabra 'muro' necesariamente, pero tiene que ser algo especial para hacer el trabajo".

El matiz podría proporcionarle a Trump una manera de proclamar la victoria. El proyecto de ley mantendría los fondos en los niveles actuales, 1.300 millones de dólares para la seguridad fronteriza, incluidas cercas para peatones y cercas de reemplazo, no un muro fronterizo.

No estaba claro si el proyecto de ley que incluye los 5.000 millones de dólares para el muro podría aprobarse en la Cámara de Representantes, donde algunos republicanos se oponen a más fondos del muro fronterizo y otros se vieron frustrados por el desorden de los acontecimientos.

Es poco probable que el plan sea aprobado en el Senado, donde el líder de la minoría, el demócrata Chuck Schumer, ha denunciado el muro como "inefectivo, innecesario y exorbitantemente caro", y muchos senadores ya se han ido para las vacaciones.

Sin un acuerdo, más de 800,000 trabajadores federales se enfrentarían a ausencias o se verían obligados a trabajar sin paga, interrumpiendo las operaciones del gobierno al final del año.