La fundación benéfica de Trump acepta disolverse por una investigación criminal

La corte vigilará a quién entrega sus 1,7 millones de dólares, pero la fiscal afirma que seguirá investigando su "sorprendente patrón de ilegalidades". Así podría afectar al presidente.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

La fundación Donald J. Trump ha aceptado disolverse bajo supervisión judicial, como resultado de un proceso criminal impulsado por la Fiscalía General de Nueva York por presuntas irregularidades en sus finanzas, según la cadena NBC.

Trump creó esta fundación en 1987, décadas antes de convertirse en presidente, pero fue precisamente durante la campaña electoral de 2016 cuando despertó las sospechas de la justicia. Ahora, con su disolución, los fondos serán repartidos en el plazo de 30 días y bajo supervisión judicial para otras causas benéficas. Según CNN, en su último reporte fiscal aseguró tener 1,7 millones de dólares.

Pero eso no frenará la investigación, que ha detectado “un patrón sorprendente de ilegalidad”, incluyendo su coordinación presuntamente ilegal con la campaña presidencial de Trump, según la fiscal general estatal, Barbara Underwood.

“Funcionaba poco más que como una libreta de cheques para servir a los intereses políticos y económicos de Trump”, ha indicado la fiscal.

Según reporta el diario The Washington Post, la fundación nunca llegó a tener más de 3,2 millones de dólares (en 2009), una cantidad modesta para un billonario como Trump. Dependía fundamentalmente de aportaciones ajenas, pero Trump la usaba para entregar dinero de su parte e incluso para pagar sus acuerdos legales, algo que prohíbe la ley federal, según el citado diario.