“No, yo soborné a procuradores en México”

El narcotraficante colombiano Milton Cifuentes dijo que un ex procurador general de la República y 70 policías federales cuidaban de sus negocios. El ex funcionario lo niega.
/ Source: TELEMUNDO

En la sala donde se lleva a cabo el juicio contra el narcotraficante mexicano Joaquín, El Chapo, Guzmán, las declaraciones de uno de los testigos que presentó la fiscalía cimbraron otra vez a México.

El colombiano Jorge Milton Cifuentes, testigo protegido del Gobierno estadounidense y antiguo narcotraficante asociado con El Chapo, dijo que había sobornado a Ignacio Morales Lechuga, nada menos que la máxima autoridad de impartición de justicia durante la administración de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

-“¿Usted sobornó a fiscales en Colombia?”, preguntó Jeffrey Lichtman, uno de los flamantes abogados que contrató Guzmán.

-“No, yo soborné a procuradores en México”, respondió Cifuentes.

El ex procurador general de la República negó a la agencia de noticias The Associated Press haber recibido dinero alguno.

“Es absolutamente falso. Ni él ni nadie más puede imputarme ninguna corrupción ni entrega de recurso alguno porque jamás he recibido ninguna cantidad que no corresponda a un ingreso legítimo”, dijo Lechuga.

Según el diario Milenio, Lechuga ahora se desempeña como notario público en la Ciudad de México.

El testigo añadió que por medio de una persona llamada Juan de Dios Rodríguez, a la que apodaban El Flaco, tenían comprados a 70 policías federales, encargados de proteger sus negocios ilícitos.

“El Flaco operaba la bodega donde guardaban la cocaína en México y se encargaba de pagar los sobornos, aunque los policías no sabían que trabajaban para mí", dijo Cifuentes.

Pero la relación entre ambos terminó mal. El ex narco colombiano dijo que El Flaco le había robado droga y había ordenado matarlo, sin embargo, fue éste quien terminó asesinado de una puñalada.

El jueves pasado, Cifuentes declaró que le había regalado un helicóptero a Joaquín Guzmán, asustado por tener que aterrizar en pistas inclinadas en la sierra, “para que viajara de forma más civilizada”.

El narcotraficante colombiano fue arrestado en Venezuela en 2013 y posteriormente fue extraditado a Colombia y luego a Estados Unidos.

Se espera que el próximo testigo de peso que presente la fiscalía esta semana sea uno de los hermanos Flores, antiguos colaboradores de El Chapo que presuntamente lo ayudaron a distribuir la droga en Estados Unidos.

En la audiencia de este lunes destacó la ausencia de la esposa de Guzmán, Emma Coronel, quien hasta ahora había ido prácticamente a todas las sesiones del juicio. Según informaron los abogados, Coronel se ausentó para pasar tiempo con sus hijas en México.

Durante su entrevista exclusiva para Telemundo, Coronel dijo que no sabía si le sería posible asistir siempre a la sala de Brooklyn donde su marido enfrenta a la justicia, pero que así lo intentaba. “Soy la única persona de su familia que puede estar presente, entonces hago todo lo posible por estar todo el día, todos los días”, dijo Coronel.