Este cazador furtivo mató a cientos de ciervos. El juez le condenó a ver 12 veces una película de Walt Disney

Junto a su padre y a su hermano, acabó "por avaricia y ego" con cientos de animales, sólo para tener su cabeza como trofeo. Su condena ha sido extraordinaria.
Un graffiti con una familia de ciervos, en una imagen de archivo.
Un graffiti con una familia de ciervos, en una imagen de archivo.AP / AP

Un cazador furtivo de Missouri ha sido condenado a un año de cárcel por la muerte ilegal de cientos de ciervos. Además, al menos una vez al mes, en prisión, deberá ver la película de animación Bambi, producida por Walt Disney en 1942, y cuyo protagonista es precisamente un cervatillo.

David Berry Jr. ha sido condenado por participar, junto a su padre y un hermano en una operación para cazar sin permiso y generalmente por la noche a cientos de cierzos, y utilizar su cabeza como trofeo, deshaciéndose del resto del cuerpo, según ha explicado Don Trotter, fiscal del condado de Lawrence.

Los tres hombres, y otro cómplice que les ayudaba, han tenido que pagar una multa de 51.000 dólares, y han perdido sus licencias de caza y pesca, pero el juez, Robert George, ha añadido ese castigo especial contra Berry Jr.

La investigación policial permitió desarticular una red en la que participaron al menos 14 personas; los tres familiares violaron las leyes medioambientales en Kansas, Nebraska y Canadá.

“En situaciones como ésta, con varios cazadores furtivos que no se preocupan nada por los animales, las reglas, o el hecho de que están robando a otros, lo único que hay es avaricia y ego”, ha señalado Randy Doman, jefe del Departamento estatal de Conservación, al diario Springfield News-Leader.