El abuso infantil aumenta el día después de que los padres conocen las calificaciones escolares: estudio

La investigación incluyó cerca de 2.000 casos de abuso físico y psicológico en niños de cinco a 11 años
Buses de una escuela pública en Sprinfield, Illinois.
Buses de una escuela pública en Sprinfield, Illinois. AP / AP

Un estudio en Florida halló que el abuso infantil aumentaba el día después de que las escuelas publicaran las calificaciones de los alumnos los viernes.

El abuso tuvo un aumento esos sábados, y aunque las cifras no son alarmantes, sí se reportaron casi cuatro veces más casos en esos días que en otros.

Los investigadores revisaron las llamadas a la línea directa de abuso infantil de Florida y las fechas de publicación de las calificaciones escolares en la mayoría de los 67 condados de ese estado durante el año académico 2015-2016. Se incluyeron casi 2.000 casos de abuso físico en niños de 5 a 11 años, confirmados por las autoridades de bienestar infantil.

El resultado sorprendió a los investigadores, quienes pensaban que los abusos, que incluyen huesos rotos y quemaduras, entre otros, podían aumentar sin relación alguna con el día en que los niños recibían sus notas.

"Sabemos que muchos padres azotan a sus hijos o usan el castigo corporal si no están satisfechos con su trabajo escolar", dijo la psicóloga de la Universidad de Florida, Melissa Bright, autora principal del estudio.

Los investigadores también señalaron que el castigo podía volverse abusivo cuando los niños dejaban de asistir a la escuela al día siguiente o cuando los padres creían que las lesiones podrían pasar desapercibidas.

Según Bright, un castigo más servero sería menos probable entre semana cuando los padres están mñas ocupados para concentrarse en las calificaciones.

En el estudio, publicado por la revista JAMA Pediatrics, Bright reconoció que esas esas opciones podrían ser solo teorías, y que los hallazgos no constituían una prueba.

Los expertos externos señalaron las limitaciones del estudio, incluyendo el hecho de que no hubo evidencia de que los niños que fueron maltratados hayan recibido malas calificaciones ni ninguna información sobre cuándo los padres se enteraron de las notas.

Pero dijeron que el estudio fue útil para resaltar que el abuso infantil y los castigos corporales siguen siendo demasiado comunes, aunque las tasas hayan disminuido desde la década del 90. Las tasas fueron de 9 por 1.000 niños en Estados Unidos en 2016, en comparación con 13 por 1.000 en 1990.

"No hay lugar para el castigo corporal por el fracaso escolar porque no funciona y no sirve para nada", aseguró el doctor Robert Sege, pediatra de Boston y profesor de medicina de la Universidad de Tufts.

Según señala un reporte de la Academia Americana de Pediatría, el cambio del día de publicación de la boleta de calificaciones puede reducir algunos abusos, "pero no resolverá el problema más amplio: todavía es socialmente aceptable golpear a un niño para corregir su comportamiento", agregó Sege.