Como en las películas de ciencia ficción, este brazo de titanio se activa con la mente

El avance científico marcará un antes y un después en la historia médica, pero el padre que la recibió sólo tenía una pregunta: ¿Puede cambiar pañales?

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Junius Moore perdió su brazo izquierdo en un accidente automovilístico que estuvo cerca de arrebatarle la vida. Pensó que había sido afortunado sólo por sobrevivir, pero este viernes, a dos años de la tragedia, Moore recibió algo con lo que no hubiera soñado hace dos años: una prótesis de brazo que se activa con el pensamiento.

“Es increíble lo que puede hacer”, dijo Moore a la estación de medios Manchester de New Hampshire (Estados Unidos).

LUKE Arm, como se llama la pieza, es el prostético más intuitivo que se ha desarrollado en el mundo, según sus propios desarrolladores, DEKA Research and Development. Tal como los brazos normales, esta prótesis es controlada con la mente.

"Así que ahora, cuando Junius piensa en mover esa extremidad faltante, contrae nuevos músculos que hemos reconfigurado", dijo el doctor Albert Chi, de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon.

Una barra de titanio conecta el brazo con el hueso en el hombro de Moore y gracias a que los doctores reestructuraron sus antiguos nervios, las señales que envía su cerebro llegan hasta la extremidad robótica.

Moore trabaja en un restaurante, es padre de un niño de siete años y tiene un bebé en camino. Bromeaba con los doctores preguntando si el brazo incluía una modalidad especial para cambiar pañales. “Definitivamente ayudará con muchas cosas. Cambiar los pañales. Me pregunto, ¿‘cuál es el agarre que tiene esta cosa para los pañales”?

Pero, más allá de las bromas, Moore sabe que es una persona muy afortunada.

“Simplemente estoy muy agradecido, muy agradecido”, dijo a la estación Manchester.

El brazo que le ayudará en sus labores de padre no es barato, su precio es de 200.000 dólares, pero por fortuna su seguro cubrió el monto.

Moore espera que el LUKE Arm se vuelva una opción asequible para todas las personas que como él han perdido una extremidad.