Más de 250 mujeres acusan de abuso sexual a este ‘sanador espiritual’. Ahora se las verá con la justicia

"Tengo miedo hasta ahora", dice una de las víctimas que hace cuatro años viajó a Brasil para tratarse con Joao de Deus. Esta oyó hablar de él tras una entrevista de Oprah Winfrey. La fama del médium se potenció tras conocer que trató al ex presidente Lula da Silva
El médium brasileño Joao de Deus este miércoles en el centro donde trabaja, la "Casa dom Ignacio de Loyola", en la ciudad de Abadiania.
El médium brasileño Joao de Deus este miércoles en el centro donde trabaja, la "Casa dom Ignacio de Loyola", en la ciudad de Abadiania.EFE / EFE

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Más de 250 mujeres han presentado denuncias por supuestos abusos sexuales contra el médium brasileño, Joao de Deus, durante sus tratamientos espirituales. A raíz de esto, la Fiscalía del estado brasileño de Goiás ha solicitado este miércoles la prisión preventiva para el acusado.

Las primeras denuncias contra el médium salieron a la luz el pasado sábado, cuando una docena de mujeres relataron a diferentes medios de comunicación pertenecientes al Grupo Globo los supuestos abusos sexuales. Desde entonces, nuevas supuestas víctimas, entre ellas niñas y adolescentes, se presentaron al Ministerio Público de Goiás, que montó un grupo de trabajo especializado de investigación.

En 2012, la presentadora estadounidense Oprah Winfrey fue hasta Abadiania para conocer a de Deus, localidad a unas 75 millas (120 kilómetros) de la capital del país, Brasilia, y cuya población es de unos 15.000 habitantes. Allí se encuentra la Casa de Dom Inácio de Loyola, un tipo de "hospital espiritual" que alzó al médium a la fama internacional por sus intervenciones quirúrgicas espiritistas y sin anestesia. Entre sus pacientes famosos están el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva o la modelo Naomi Campbell.

Una de las supuestas víctimas que aceptó ser identificada es una coreógrafa holandesa, Zahira Leeneke, quien dijo a TV Globo que hace cuatro años viajó a Brasil para tratarse con Joao de Deus, de quien había obtenido información a través de internet y por la entrevista que le hizo la Winfrey. La presentadora ha retirado la entrevista que mantuvo hace seis años.

La coreógrafa declaró que, en la primera sesión, tras conocer sus problemas, el médium la sugestionó de tal manera que hasta la obligó a masturbarle. Tras lo ocurrido, Leeneke volvió a otras sesiones, en las que meditaba junto a otras personas, hasta que el médium la atendió de nuevo personalmente y la llevó "violentamente" a un baño y la violó. "Tengo miedo hasta ahora", declaró Leeneke, cuyo testimonio es similar al que ofrecieron al canal otras nueve mujeres, que optaron por no relevar su identidad por "vergüenza o temor".

Joao de Deus, de 76 años, apareció en público este miércoles por primera vez, cuatro días después de las primeras acusaciones en su contra. Declaró que es "inocente" y afirmó que desea "cumplir la ley brasileña" porque está "en manos de la ley".

El curandero se dice espiritista, seguidor de la doctrina fundada a mediados del siglo XIX por el francés Allan Kardec, y realiza unas llamadas "cirugías psíquicas", en las que utiliza sólo sus manos.  En 2012, la fama que ya tenía Joao de Deus se acrecentó cuando se supo que atendía a Luiz Inácio Lula da Silva, a quien los médicos le habían diagnosticado un cáncer de laringe.