“Al nuevo presidente no le gustáis, chicos”. ICE explica los motivos para deportar a un migrante

Este mexicano lleva 20 años en Estados Unidos y tiene cinco hijos y un negocio exitoso. ICE le perdonó y no quiso expulsarle. Pero un día cambió de idea. Éstos son los motivos.
Imagen de archivo de un avión de ICE para el traslado de inmigrantes para su deportación.
Imagen de archivo de un avión de ICE para el traslado de inmigrantes para su deportación. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Martín Esparza llevaba ya 20 años viviendo en Estados Unidos cuando el Servicio de Inmigración y Control de Fronteras (ICE) decidió deportarle por este motivo: “Al nuevo presidente no le gustáis, chicos”.

Esparza arribó ilegalmente al país en 1997, cuando tenía sólo 16 años, y se quedó aquí para siempre, si exceptuamos las visitas que hacía a México a su madre ciega. Tenía cinco hijos (cuatro de ellos, estadounidenses), un negocio de regadío en el condado de Leflore (Mississippi), con el que daba empleo a cinco personas, pagando impuestos, apoyando a su iglesia y sin antecedentes criminales, según ha relatado su abogado, Jim Waide, al diario The Clarion-Ledger.

En febrero de 2012, una corte de inmigración ordenó que fuera deportado a México, pero ICE decidió que no era una prioridad, así que le permitió quedarse en el país porque había demostrado buena moral, no había cometido ningún delito, y su marcha podría causar un daño excepcional a su familia.

Cinco años después, en mayo de 2017, ICE le envió ordenó marcharse del país en el plazo de un mes. Según su abogado, cuando Esparza acudió a preguntar qué había cambiado, un oficial migratorio le respondió: “Al nuevo presidente no le gustáis, chicos”.

Su abogado interpuso una demanda denunciando, entre otros puntos, que Esparza estaba siendo deportado porque es hispano, y que las políticas migratorias impulsadas por el Gobierno violan la Quinta Enmienda al no permitir un proceso justo. Los hijos estadounidenses de Esparza, además, serán deportados de hecho porque nadie puede hacerse cargo de ellos aquí.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito rechazó su demanda, y ahora su abogado ha solicitado a la Corte Suprema que la revise.