Trump utiliza el atentado de Estrasburgo para exigir el muro fronterizo

Esto sucede tras la acalorada reunión de ayer con líderes demócratas para obtener los fondos para el muro
Donald Trump Nancy Pelosi Chuck Schumer
President Donald Trump meets with Senate Minority Leader Chuck Schumer, D-N.Y., and House Minority Leader Nancy Pelosi, D-Calif., in the Oval Office of the White House, Tuesday, Dec. 11, 2018, in Washington. (AP Photo/Evan Vucci)AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aprovechado el atentado terrorista de este martes en Estrasburgo (Francia), en el que han muerto al menos dos personas y 14 han resultado heridas, para hacer hacer campaña por el muro en la frontera mexicana. Esto sucede después de que ayer se reuniera con dos líderes demócratas en un acalorado encuentro en el que el presidente presionó para obtener del Congreso los fondos que precisa para su construcción.

“Otro ataque terrorista muy malo en Francia. Vamos a fortalecer aún más nuestras fronteras. ¡Chuck y Nancy deben darnos los votos para obtener seguridad de la frontera adicional!”, ha dicho el presidente este miércoles. Se refiere a Chuck Schumer y Nancy Pelosi, con los que se reunió ayer. 

 

 

Trump amenazó ayer de nuevo con cerrar el Gobierno federal si no consigue la partida de 5.000 millones de dólares para seguridad fronteriza, que incluye el muro, pero que los demócratas no parecen dispuestos a pasar de los 1.600 millones. De ser así, el presidente contaría con el mismo dinero que este año para reforzar las barreras fronterizas, pese a que ahora la Cámara de Representantes está en manos de los demócratas.

En esta línea, Trump ha añadido en Twitter este miércoles que: “Los demócratas y el presidente Obama le dieron a Irán 150 mil millones de dólares y no obtuvieron nada, pero ¿no pueden dar 5 mil millones de dólares para la seguridad nacional y un muro?”.

 

Para forzar el cambio de esta situación, el presidente amenaza con bloquear la aprobación de un nuevo presupuesto federal, plazado que se acaba el 21 de diciembre.