Trump pide a la Corte Suprema que le permita limitar el asilo

El Gobierno ha solicitado que cancele el bloqueo judicial que impuso de forma temporal un juez federal sobre las medidas para limitar el asilo en la frontera con México
Migrantes centroamericanos junto al muro fronterizo después de cruzar ilegalmente de México a Estados Unidos, visto desde Tijuana, este martes 11 de diciembre de 2018.
Migrantes centroamericanos junto al muro fronterizo después de cruzar ilegalmente de México a Estados Unidos, visto desde Tijuana, este martes 11 de diciembre de 2018.REUTERS / REUTERS

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Gobierno del presidente, Donald Trump, ha solicitado este martes al Tribunal Supremo que cancele el bloqueo judicial que impuso de forma temporal un juez federal sobre las medidas para limitar el asilo en la frontera con México.

El Ejecutivo ha pedido al alto tribunal que se oponga al bloqueo de una corte menor, lo que implicaría la entrada en vigor de unas políticas que impiden demandar asilo en el país a los migrantes que acceden de forma irregular por la frontera sur, según el documento judicial.

El pasado viernes, la Corte de Apelaciones para el Noveno Circuito rechazó el recurso del Gobierno para quitar ese bloqueo judicial, que se extiende hasta al menos el 19 de diciembre.

El pasado 9 de noviembre, Trump ordenó prohibir al menos durante 90 días las opciones para solicitar asilo en la frontera sur a quienes accediesen al país de forma irregular. Ese mismo día distintos grupos defensores de derechos humanos demandaron al Ejecutivo, y un juez emitió el bloqueo a nivel nacional.

Según la proclamación presidencial, la limitación podría ampliarse hasta la firma de un acuerdo con México que permita al país deportar directamente a su vecino del sur a los migrantes que cruzan ilegalmente.

El propio Trump criticó al magistrado federal de California que lleva el caso, Jon Tigar, al que acusó de ser un "juez de (el expresidente Barack) Obama", lo que provocó un inédito comunicado público del jefe del Tribunal Supremo, John Roberts, recordando la imparcialidad judicial.