La Migra gasta 14 millones de dólares para contratar a dos patrulleros fronterizos

Trump prometió contratar a 5.000 nuevos patrulleros fronterizos. La Migra gastó 14 millones para buscar a candidatos. Sólo ha conseguido dos. Le explicamos por qué.
Una madre hondureña y su hija de cinco años, detenida el 18 de julio en San Luis (Arizona) tras cruzar la frontera ilegalmente.
Una madre hondureña y su hija de cinco años, detenida el 18 de julio en San Luis (Arizona) tras cruzar la frontera ilegalmente. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

El Gobierno que preside Donald Trump ha pagado 13,6 millones de dólares a la consultora Accenture para que le ayude a reforzar la plantilla de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés). Sin embargo, hasta el momento todo ese dinero sólo ha servido para contratar a dos nuevos agentes.

El octubre de 2017, la CBP tenía casi 45.000 empleados, pero estaba por debajo de los límites establecidos para su plantilla. Además, Trump había ordenado en enero que se contratara a 5.000 patrulleros fronterizos más, para sumar en total 26.370 de estos agentes. La Oficina de Fiscalización del Gobierno (GAO, en inglés) advirtió en un informe sobre las dificultades de contratación, y avanzó que la CBP había llegado a un acuerdo con un contratista para mejorar los procesos.

Ese contratista era Accenture, que obtuvo en noviembre de 2017 un contrato de 297 millones de dólares para ayudar a contratar a 7.500 nuevos agentes en cinco años, según el informe publicado el 6 de diciembre por la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (del que depende la CBP). Accenture debía recibir así un pago de 40.000 dólares por cada nueva contratación que lograra.

En julio de 2018, la Oficina del Inspector General inició una auditoría al recibir múltiples quejas sobre cómo estaba realizando su labor Accenture. La conclusión fundamental de su informe es que la consultora no ha logrado los resultados prometidos: cuando casi ha concluido el año de plazo que se le dio, no ha puesto en marcha el proceso de contratación, que prometió que estaría listo en sólo 90 días.

De hecho, únicamente ha procesado dos ofertas de trabajo, y lo ha hecho usando fundamentalmente los recursos con los que ya contaba la CBP, puesto que la consultora no ha entregado aún las herramientas tecnológicas que prometió poner en marcha. Es más, el escáner de retina que quiere utilizar para detectar mentiras de los candidatos preocupa a la Oficina del Inspector General, porque podría provocar costosas demandas judiciales.

Pese a ello, ha recibido ya del Gobierno federal 13,6 millones de dólares en pagos, según adelantó la web informativa The Huffington Post.

El informe concluye que Accenture está muy lejos del objetivo de contratar a 7.500 personas; lo que está consiguiendo es gracias a los recursos ya existentes de la CBP; y ha recibido pagos por herramientas y servicios que no ha proporcionado. Por todo ello, la Oficina del Inspector General recomienda estudiar si la empresa debería devolver el dinero y si de verdad es necesaria su ayuda.

La CBP respondió diciendo que Accenture sí ha ayudado a poner en marcha un sistema tecnológico de contratación a cambio del dinero recibido, que ha ayudado reclutar a miles de candidatos. Pero la Oficina del Inspector General ha replicado: si es así, no hay ninguna prueba o evidencia de que eso sea verdad.