El demócrata Julian Castro se destapa para la presidencia en 2020

"La gente podría decir en este momento: 'Bueno, oye, estás muy abajo en las encuestas’. El lugar más peligroso, de hecho, es la posición delantera”

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El jefe de vivienda del ex presidente Barack Obama, Julian Castro, ha anunciado este miércoles a la agencia de noticias Associated Press un paso que da hacia una posible candidatura presidencial en 2020, al formar un comité para explorar sus posibilidades de competir.

La decisión del ex alcalde de San Antonio, de 44 años de edad, es uno de los primeros anuncios en lo que se perfila como una elección extremadamente competida para conseguir la candidatura del Partido Demócrata.

Castro indicó en una entrevista con Associated Press que estaba decidido a dar la pelea.

"Sé hacia dónde me estoy inclinando", dijo Castro, quien ha dicho durante semanas que probablemente buscaría la nominación.

Un comité exploratorio generalmente es una formalidad antes de que un candidato lance una campaña presidencial. Es una medida legal que permite a los posibles candidatos comenzar a recaudar fondos.

De igual importancia para Castro es dar el primer paso antes que otros demócratas con nombres más conocidos que están considerando postularse, pero que se están tomando su tiempo para anunciarlo.

Entre los nombres que más suenan en el bando demócrata están los de los senadores Beto O'Rourke de Texas; Elizabeth Warren de Massachusetts; Cory Booker de New Jersey y el ex vicepresidente Joe Biden.

Beto O'Rourke, quien perdió el mes pasado en una carrera muy cerrada contra el senador republicano Ted Cruz, ha emocionado a los donantes y activistas que ahora lo están presionando para que busque la presidencia.

Castro estaría entre los candidatos más jóvenes y es el latino más destacado, según la agencia de noticias.  

"La gente podría decir en este momento: 'Bueno, oye, estás muy abajo en las encuestas’. El lugar más peligroso, de hecho, es la posición delantera”, dijo Castro.

"No me molesta que en diciembre de 2018 no esté en la parte superior de la lista. Si decido postularme, sería porque creo que tengo un mensaje convincente, y voy a trabajar duro, y llegaré a los votantes y creo que puedo tener éxito".

Castro, quien asistió a la fiesta de la noche electoral de O'Rourke en El Paso, Texas, el mes pasado, dijo que O'Rourke no complica sus propias posibilidades.

"Es talentoso. Corrió una buena carrera contra Ted Cruz", dijo Castro. "Lo dejaré hablar sobre su futuro".

Castro dijo que no ha hablado con el ex presidente Barack Obama sobre su posible candidatura, pero planea consultar a los líderes demócratas. Obama ha hablado con O'Rourke, quien ha dicho que no tomará una decisión sobre 2020 hasta que deje el Congreso en enero.

Obama eligió a Castro para que asumiera el control del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano en 2014. Dos años después, Castro estaba en la lista corta de candidatos potenciales a la candidatura presidencial demócrata que capturó Hillary Clinton.

Para Castro, postularse para presidente cumpliría un destino que los demócratas han proyectado desde que fue elegido alcalde de San Antonio a los 34 años, seguido de su papel estrella como orador principal en la Convención Nacional Demócrata en 2012.

Él es el nieto de un inmigrante mexicano y el hijo de una activista latina. Su hermano gemelo, Joaquín Castro, es un congresista demócrata de Texas. Julián Castro dijo que la comunidad latina ha sido tratada "como una piñata" por Trump y merecía un candidato.

"También soy muy consciente, especialmente ahora para la comunidad latina, de que mi candidatura tiene un significado particular", dijo Castro. "No podemos pasar por el ciclo de 2020 sin nadie en ese escenario debido a lo que sucedió en los últimos dos años".

Castro, joven y fotogénico, alcanzó la prominencia nacional al principio de su carrera como líder latino de un estado que los demócratas están ansiosos por recuperar después de décadas de dominio republicano. Pero en Texas, O'Rourke ha eclipsado a Castro después de haberse acercado a una victoria estatal más que cualquier demócrata en una generación. Han puesto a Texas en la posición antes impensable de tener dos candidatos presidenciales demócratas en el mismo año.

El último demócrata de Texas que se postuló para presidente fue el senador Lloyd Bentsen, quien tuvo una campaña de corta duración en 1976.

El Representante de Maryland, John Delaney, es el único candidato demócrata a la presidencia de 2020 hasta el momento. Se espera que otros anuncien sus intenciones en las próximas semanas.