EE.UU. afirma que Rusia retirará de Venezuela sus bombarderos capaces de transportar armas nucleares

El Gobierno de Nicolás Maduro recibió el lunes en Caracas una escuadrilla de aeronaves rusas.
venezuela_soldados.jpg
  Soldados marchan en un desfile militar en una imagen de archivo de la celebración de la independencia el 5 de julio de 2017.Ariana Cubillos/AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Gobierno de Estados Unidos afirmó este miércoles que representantes rusos le confirmaron que sus bombarderos estratégicos desplegados en Venezuela dejarán ese país "el viernes y volverán a Rusia".

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, recibió el lunes en Caracas una escuadrilla de aeronaves rusas, entre ellos dos bombarderos estratégicos Tu-160 para realizar "vuelos operativos combinados", dentro un plan de maniobras militares para preparar supuestamente la defensa de los militares del país suramericano. Estos dos aviones han generado especial preocupación, ya que son capaces de transportar armas nucleares.

"Hemos hablado con representantes de Rusia y hemos sido informados que sus aeronaves militares, que aterrizaron en Venezuela, saldrán del país el viernes y volverán a Rusia", explicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, en un correo enviado a la gencia de noticias Efe, sin ofrecer más detalles.

Además de esos dos bombarderos, la escuadrilla también está integrada por un aparato de transporte militar An-14 y un avión de pasajeros Il-62 que recorrieron más de 10.000 kilómetros, según detalló ayer el Kremlin en un comunicado. No está claro si los otros aparatos y los miembros de la fuerza área también se retirarán del territorio venezolano.

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, había señalado que "nadie en el mundo" debía temer por la presencia de estas aeronaves en Caracas, porque Venezuela y Rusia son "constructores de la paz y no de la guerra".

Pero Estados Unidos reaccionó con críticas.  El coronel Robert Manning, portavoz del Departamento de Defensa, denunció este lunes que mientras Washington ofrece a la región ayuda humanitaria "en medio de la tragedia", Rusia "envía bombarderos a Venezuela".

El secretario de Estado, Mike Pence, también se pronunció el lunes en su cuenta de Twitter: “Los pueblos de Venezuela y Rusia deberían ver esto como es: dos gobiernos corruptos despilfarrando fondos públicos y sofocando la libertad mientras su gente sufre”. 

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, replicó que la posición de Manning es "irrespetuosa" y "cínica", y Rusia la calificó como "muy poco diplomática".

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió el miércoles que se tomen "las medidas necesarias" para verificar si Venezuela está cumpliendo con el tratado de Tlatelolco para la desnuclearización de Latinoamérica y el Caribe.

Almagro urgió al Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL) comprobar si Venezuela cumple con el tratado de Tlatelolco y asegurarse de que la comunidad internacional no está "en presencia de armas nucleares". El responsable de la OEA recordó que el artículo primero de ese tratado, del que Venezuela es parte, "prohíbe el recibo, almacenamiento o posesión de armas nucleares por sí misma o por terceros en su territorio".

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, visitó Moscú la semana pasada para tratar de reforzar la ayuda económica y política a su país, aunque la deuda venezolana con Rusia es de miles de millones de dólares.

Venezuela le ha comprado a Rusia más de 4.000 millones de dólares en armas desde 2005, que incluyen helicópteros, cazas y 100.000 fusiles Kalashnikov.

Rusia es uno de los principales aliados de Venezuela, cuyo aislamiento crece bajo las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea. Ambos acusan a Maduro de socavar las instituciones democráticas para aferrarse al poder y provocar una crisis económica y política más grave que la Gran Depresión.