Por encima de la valla o por debajo, los cruces no cesan. Esta migrante y su bebé optaron por un agujero en el piso

Desde el otro lado, el padre le pasó el bebé a su compañera Yesenia Martínez, de 24 años. Esta se rindió con su hijo en brazos ante los guardias fronterizos. El padre se quedó en Tijuana para trabajar

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El migrante hondureño, Joel Méndez, de 22 años, daba el biberón el pasado viernes a su hijo Daniel de ocho meses mientras que su compañera cruzaba desde Tijuana a Estados Unidos a través de un agujero cavado en el suelo. Desde el otro lado, el padre le pasó el bebé.

 

Momentos después, Yesenia Martínez, de 24 años, se rindió con su hijo en brazos ante los guardias fronterizos. El padre se quedó en Tijuana para trabajar y dijo que temía que lo deportaran si cruzaba.

 

El migrante hondureño Joel Méndez, de 22 años, pasa a su hijo Daniel, de ocho meses de edad, a través de un agujero debajo del muro fronterizo de los Estados Unidos a su compañera, Yesenia Martínez, de 24 años, que ya había cruzado en Tijuana, México, el viernes 7 de diciembre de 2018.AP / AP

Joel Méndez, de 22 años, pasa a su hijo Daniel, de ocho meses de edad, a través de un agujero debajo del muro fronterizo el viernes 7 de diciembre de 2018 /AP

Como esta familia un flujo consistente de migrantes centroamericanos busca las maneras de cruzar el muro fronterizo en Estados Unidos para plantar los pies en suelo estadounidense y pedir asilo para evitarse así la larga espera oficial en el lado mexicano para presentar una solicitud de asilo.

 

Yesenia Martínez, de 24 años, lleva a su hijo Daniel, de ocho meses de edad, mientras busca un lugar para cruzar el muro fronterizo de Estados Unidos para rendirse a la patrulla fronteriza y solicitar asilo.AP / AP

Yesenia Martínez con su hijo Daniel mientras busca un lugar para cruzar la frontera para entregarse a las autoridades y solicitar asilo /AP

Otro caso llamativo fue el de Maryuri Elizabeth Serrano, una joven hondureña embarazada de 8 meses que un día después de escalar el muro fronterizo con su hijo de 3 años y su novio daba a luz el pasado 27 de noviembre a una bebé en San Diego. Tras recibir el apoyo de la organización Ángeles de la Frontera, que les facilitó hospedaje por unos días con una familia estadounidense, finalmente la semana pasada partieron a Columbus, Ohio, en donde los albergará un pariente mientras esperan su audiencia ante un juez.

 

Yesenia Martínez y su bebé antes de cruzar a Estados Unidos.AP / AP

Yesenia Martínez y su bebé antes de cruzar a Estados Unidos/ AP

La semana pasada, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el sector de San Diego había experimentado “un aumento ligero” en el número de familias que ingresaban ilegalmente a Estados Unidos con este objetivo.

Miles de migrantes viven en campamentos improvisados en Tijuana tras una dura y larga travesía en caravana desde Centroamérica hasta la frontera de Estados Unidos. Muchos han decidido quedarse en México y solicitar permisos de trabajo en fábricas locales, mientras el Gobierno estadounidense procesa unas 100 solicitudes de asilo diariamente en el cruce de San Ysidro, el más concurrido de la frontera.

Los arrestos realizados por la por la Patrulla Fronteriza de migrantes indocumentados en la frontera con México han ascendido el pasado mes de noviembre a 51.856 personas, un nuevo récord desde que Donald Trump asumiera la presidencia en enero de 2017, a pesar de las duras políticas contras la inmigración de esta administración. Las detenciones han crecido en un 78% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Además, por tercer mes consecutivo la mayoría de los arrestos han sido de familias y menores de edad.