Cargos de asesinato capital para agente fronterizo que cobró la vida de cuatro mujeres

El jurado del caso buscará pedir la pena de muerte para este agente.
El agente de la Patrulla Fronteriza, Juan David Ortiz, es acusado de asesinato capital.
El agente de la Patrulla Fronteriza, Juan David Ortiz, es acusado de asesinato capital. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un agente de la Patrulla Fronteriza que confesó haber disparado a cuatro mujeres en la cabeza y dejar sus cuerpos en las carreteras rurales de Texas ha sido acusado de un cargo de asesinato capital.

Un jurado decidió actualizar el cargo en contra de Juan David Ortiz, dijo el fiscal de distrito del condado de Webb, Isidro Alaniz, en una conferencia de prensa. Alaniz agregó que los fiscales buscarán la pena de muerte.

Ortiz, de 35 años, había sido inicialmente acusado de cuatro cargos de asesinato, asalto agravado y restricción ilegal. Desde su arresto el 15 de septiembre, ha estado recluido en la cárcel del condado de Webb con una fianza de 2.5 millones de dólares.

El supervisor de inteligencia de la Patrulla Fronteriza y el veterano de la Marina parecía estar viviendo una vida tranquila con su esposa y dos hijos cuando ocurrieron los hechos.  

Tras el primer asesinato, continuó trabajando como de costumbre, pero finalmente lo arrestaron después de apuntar con una pistola a una mujer que pudo escapar y le pidió ayuda a un policía estatal.

Las autoridades han dicho que las víctimas eran trabajadoras sexuales a quienes Ortiz conocía. Melissa Ramírez, de 29 años, fue asesinada el 3 de septiembre, y Claudine Luera, de 42 años, el 13 de septiembre.

El 14 de septiembre recogió a otra mujer, Erika Peña, quien dijo a los investigadores que Ortiz actuó de manera extraña cuando mencionó el asesinato de Ramírez y luego le apuntó con un arma en una gasolinera, según documentos judiciales.

Peña dijo que Ortiz la agarró de la camisa cuando intentaba salir de su camioneta, pero ella se la quitó y corrió,  y pudo encontrar a un policía estatal que estaba en su vehículo.

Con la ayuda de Peña, las autoridades pudieron rastrearlo hasta el estacionamiento del hotel donde fue arrestado.

Ortiz le dijo a los investigadores que había recogido y matado a sus últimas dos víctimas: Guiselda Alicia Cantú, de 35 años, y Janelle Ortiz, de 28 años, una mujer transgénero cuyo nombre de nacimiento era Humberto Ortiz.